Mario Fornel, el granadino que trabaja para Beckham: «El término 'influencer' me viene grande»

El modelo posa en una de las imágenes compartidas en su cuenta de Instagram./M. F.
El modelo posa en una de las imágenes compartidas en su cuenta de Instagram. / M. F.

El modelo, que cuenta con más de 13.000 seguidores en su cuenta de Instagram, trabaja con varias firmas nacionales e internacionales y asegura «cuidar mucho» sus redes, en las que publica imágenes que programa «hasta tres semanas antes»

Diego Callejón
DIEGO CALLEJÓNGRANADA

A simple vista, las fotografías del perfil de Instagram de Mario Jiménez (Huétor Vega, 1993) podrían parecer improvisadas, pero si uno se detiene a analizarlas, se da cuenta de que están perfectamente calculadas. Las más de 13.000 personas que siguen a Mario Fornel, como lo conocen en las redes sociales, desconocen que este camarero y modelo granadino cuida minuciosamente cada detalle de su exitosa cuenta, programando «con hasta tres semanas de antelación» las imágenes que sube. Esta dedicación es la que ha permitido al 'influencer' granadino granjearse una fama en Instagram, trabajar con marcas nacionales e internacionales y ser uno de los 99 modelos que trabajan para la firma del mismísimo David Beckham. Invitamos a Mario Fornel a la sección 'Influencers de Granada' para hablar de sus inicios, su trabajo en redes sociales y de cómo el 'postureo' acabó convirtiéndose en un empleo más.

DESPEGANDO EN LA RED Del 'postureo' al trabajo

- Más de 13.000 personas siguen atentamente sus 'looks' y recomendaciones de moda. ¿Se considera un 'influencer'?

- La palabra 'influencer' no me gusta, y considero que se me queda grande, aunque es cierto que desde que abrí mi cuenta de Instagram le he dedicado muchas horas, hasta el punto de que se ha convertido en un trabajo más.

- ¿Se dedica exclusivamente al negocio de las redes sociales o lo compagina con otro empleo?

- A día de hoy no me llega para dedicarme solamente a esto, pero por lo que estoy viendo y por cómo evoluciona, espero poder llegar a vivir pronto de mi trabajo en Instagram. Por eso, porque me gusta y porque veo que avanzo, le dedico cada vez más tiempo y esfuerzo.

- ¿Cuál es ese otro trabajo con el que compagina su actividad en Instagram?

- Me dedico a la hostelería. Llevo ya ocho años en este mundo, he pasado por varios bares, restaurantes y también por el mundo de la noche. He trabajado en pubs y discotecas de Granada y me encanta. Amo el mundo de la noche, pero para trabajarlo. No me gusta salir de fiesta y no suelo hacerlo.

- Al margen de su trabajo en la hostelería y en las redes, ¿ha tenido alguna otra experiencia laboral o formación relacionada?

- Cuando acabé el bachillerato de la rama científica decidí estudiar el Grado en Ciencias Políticas. Al poco tiempo me aburrí profundamente y lo dejé. Necesito que lo que estudie tenga una salida clara, y a día de hoy las carreras están muy infravaloradas. Después de dejar el Grado, pasé nueve meses estudiando a tope unas oposiciones de justicia. Me presenté, suspendí por poco, me vine abajo y lo dejé. En el futuro quiero retomarlas, porque los meses que estuve estudiando disfruté mucho del contenido.

«La palabra 'influencer' no me gusta, y considero que se me queda grande, aunque es cierto que dedico muchas horas a mi trabajo en redes sociales» MARIO FORNEL (MODELO E 'INFLUENCER')

- ¿Y en qué momento dio el salto al mundo de las redes sociales? ¿Por qué decidió empezar en Instagram?

- Empecé a subir vídeos a Instagram porque me gustaba el 'postureo', hablando mal y pronto. A día de hoy la gente sigue pensando que lo que hago es 'postureo', pero yo lo considero ya un trabajo. En el momento en el que comercializas tu imagen y empiezas a tomártelo en serio es un empleo más.

- ¿Cómo pasó de ser un usuario más de Instagram a un 'influencer'? ¿Hubo alguna publicación con la que triunfara?

- Fue gracias a una campaña de Escarapela, una marca de moda masculina con sede en Valencia. Buscaban modelos para promocionar sus camisas, quise probar suerte y me seleccionaron. Durante el tiempo que duró aquella campaña, la imagen de la marca fui yo. Antes de aquello tenía solamente mil seguidores, lo que puede tener cualquiera, pero cuando una marca confía en ti, el resto de gente te pone cara. Gracias a la campaña de Escaparapela, entre noviembre de 2017 y mayo de 2018 me disparé hasta los 10.000 seguidores. En cuestión de seis meses, crecí muchísimo y empezaron a llover otras propuestas comerciales.

- ¿Esperaba alcanzar ese éxito cuando empezó a subir sus primeras fotos?

- No puedo decir que fuera algo buscado, pero lo cierto es que sí que ha sido algo intencionado. Desde luego, le he dedicado tiempo y no lo he evitado en ningún momento.

PRESENTE DE ALTOS VUELOS Una labor minuciosa

- ¿Cómo es su trabajo en Instagram desde que despegó? ¿Cuál es su rutina con las marcas?

- Al principio, cuando me empezaron a ofrecer los patrocinios, los negociaba yo mismo con las marcas, porque consideraba que no necesitaba un representante. Entonces era muy conformista y aceptaba colaboraciones a cambio de productos o muestras gratuitas. Los 'influencers' suelen pedir dinero, pero yo antes no lo hacía. Aquello me facilitó muchas colaboraciones y me ayudó a crecer, porque lo aceptaba casi todo, siempre y cuando encajara conmigo, claro.

- ¿Y cuándo se dio cuenta de que necesitaba un representante?

- La agencia Idoly, con sede en Barcelona, me escribió para llevar las colaboraciones publicitarias de mi perfil. Me gustó porque no me pidieron exclusividad, como sí hacen otras agencias, y me daban libertad. La verdad es que me gestionan todo bastante bien. Luis, mi representante, me lleva el correo electrónico, los contactos con marcas y tiene potestad para aceptar y rechazar colaboraciones por mí, porque sabe perfectamente qué me gusta y qué no.

«Empecé a subir contenido a Instagram por el 'postureo', pero pronto se convirtió en un empleo más» MARIO FORNEL (MODELO E 'INFLUENCER')

- ¿Cuáles son esos requisitos que tiene a la hora de trabajar con marcas?

- Nunca he aceptado colaboraciones con exigencias raras, ni productos que no pueda defender o que no vayan en mi línea, porque mis seguidores se darían cuenta al instante de que no es real. Eso haría que todo perdiera su sentido. Intento hacerlo todo lo más natural posible y lo más consecuente con mis ideas.

- Habla de exigencias raras con las marcas, ¿a qué se refiere?

- Hay muchos ejemplos. En una ocasión una marca de champú me contactó para una campaña. Me dijeron cómo tenía que ser la foto, el filtro que tenía que usar y hasta a qué hora subirla. Aquello me molestó, porque yo preparo las fotografías casi con tres semanas de antelación. Tengo una simulación de Instagram en otra aplicación que me dice qué foto debo subir y cuál no, y si las marcas ponen demasiadas exigencias rompen mi rutina de trabajo.

EL FUTURO A LA VISTA Su obsesión con Madrid

- Vemos que lleva su trabajo con mucha planificación, algo que parece clave para su éxito. ¿Con qué marcas internacionales ha llegado a trabajar gracias a este esfuerzo?

- Uno de los dos trabajos más importantes que he hecho en mi carrera ha sido ser uno de los 99 miembros del club House99 de David Beckham. Él creó una línea de growming y cosmética masculina y buscaba 99 chicos en Instagram repartidos por todo el mundo para dar difusión a esa nueva colección. Casi lloro de emoción cuando me enteré que era el miembro 68 del equipo de David Beckham... El segundo trabajo más importante fue con Polaroid Evewear, concretamente durante un evento en Madrid en el que conocí a Sara Carbonero.

- Hablando de Madrid, muchos 'influencers' nos hablan de la necesidad de mudarse allí o a Barcelona para seguir con su carrera en redes. ¿Qué opina usted de esto?

- La verdad es que en Barcelona o Madrid es mucho más fácil que en Granada, casi todo está allí. Yo tengo una pequeña obsesión con Madrid desde hace años y creo que me acabaré yendo, porque me invitan a una gran cantidad de eventos allí a los que casi nunca puedo ir.

«Casi lloro de emoción cuando me enteré que era uno de los 99 modelos que trabajarían para la marca de David Beckham» MARIO FORNEL (MODELO E 'INFLUENCER')

- ¿Se ha inspirado en el trabajo de algún otro 'influencer' para su carrera? ¿Cuáles son sus referentes?

- Como referente al cien por cien tengo a Benji Thorpe. Lo busco a diario para ver qué contenidos sube. Sigo a otros muchos 'influencers' chicos y chicas, pero a él lo puedo tomar como un referente claro. Me encanta su trabajo sobre viajes y moda.

- Para acabar, ¿cómo definiría su Instagram en un concepto?

- Lo definiría com 'lifestyle', porque subo mi día a día. En mi Instagram puede verse cómo me visto a diario y cómo acudo a mis eventos. En cualquier caso, la mayor parte de mi contenido se basa en ropa y moda.

Todos los Influencers de Granada