5 restaurantes donde comer buenos guisos contra el frío en Granada

Las carnes, legumbres, verduras y mariscos son los ingredientes para cocinar los platos estrella de estos establecimientos

5 restaurantes donde comer buenos guisos contra el frío en Granada
ANA ÁVILA

En Granada, la tradición y la oferta gastronómica son indiscutibles, más aún si el frío aprieta, como ocurre en estas primeras semanas de 2019. Es imposible resistirse a las infinitas delicias que esconde la provincia, entre las que destacan sus guisos, arroces, pucheros y otros platos de cuchara.

Más planes y comida en Granada

Con la bajada de las temperaturas, el cuerpo pide cuchareo. Sí, esos 'platazos' echando humo que entran por los ojos… Las carnes, legumbres, verduras y mariscos son los ingredientes estrella de los manjares que se preparan en estos 5 restaurantes, donde podrás comer como en casa:

1

La cuchara de Carmela

Ubicado en el antiguo Mesón Gregorio, un edificio emblemático de la ciudad abierto desde 1955, junto a los Escolapios y el Río Genil, La Cuchara de Carmela ofrece una carta llena de sabor granadino y de tradiciones.

En su acogedor salón podrás degustar una cocina casera, cercana y con todo el sabor. Además, sus recetas son fieles a la dieta mediterránea y a los sabores de la tradición andaluza, adaptando y mejorando lo que ya conoces para sorprenderte.

En sus cartas, los platos tradicionales y típicos de la cocina andaluza son fundamentales: los lunes lentejas estofadas de la abuela con hígado de pato, los martes un buen plato de cocido con pringá y los jueves sus famosos garbanzos con bogavante. ¿Qué día visitarás su cocina?

2

Los Santanderinos

En pleno centro de Granada se encuentra un rincón del Cantábrico. Los Santanderinos te invitan a degustar las mejores especialidades del norte. En su cocina se elaboran las recetas tradicionales cántabras, con un toque granadino que las hace más ricas y sabrosas. Los Santanderinos son un claro ejemplo de que el vanguardismo no es necesario para comer estupendamente.

En su carta podrás encontrar algunos de los mejores platos de cuchara de Granada: cocido montañés, fabada, fabes con almejas, etc. Y además, también cocinan deliciosas carnes y pescados. El restaurante se ubica en la urbanización Jardín de la Reina, Calle Albahaca.

3

Bar Restaurante Moraima, en Capileira

En Capileira, uno de los pueblos más bonitos del Barranco del Poqueira, la Alpujarra, encontramos el Hostal y Bar Restaurante de Moraima.

Abierto a partir de las 7:00 de la mañana, el establecimiento es punto de reunión y partida de numerosos senderistas, montañeros y vecinos. Un lugar perfecto para degustar un buen vino y un buen plato de cuchara. En el Bar Restaurante Moraima ofrecen comidas caseras y típicas de la Alpujarra, así como tapas de migas, habas con jamón y buenos embutidos. También tiene completos menús muy alabados por sus clientes, entre sus platos estrella hay que destacar sus sopas, cazuelas, migas y platos alpujarreños. Además, su salón cuenta con una chimenea, que hace de este restaurante un lugar cálido y acogedor.

4

Restaurante La Bolera, en Colomera

Un lugar perfecto para reuniones y comidas familiares o con amigos, más aún si te apasionan los arroces. La Bolera es un restaurante de Colomera, situado en la Avenida Virgen de la Cabeza, entre sus platos destacados se encuentra su famoso arroz caldoso con bogavante, así como el bacalao y sus deliciosas carnes a la brasa.

Es un lugar recomendable, con amplios salones y comida bien preparada, casera y de calidad.

5

Restaurante Venta Quemada, en Cúllar

Venta Quemada, ubicada en Cúllar, es más que un restaurante. Este establecimiento cuenta con más de 30 años de experiencia y ofrece exquisitos platos de la gastronomía andaluza que, por su sabor y calidad encantan a los clientes enamorados del buen comer.

Su amplia carta también ofrece una sección de caldos para templar el cuerpo los días más fríos: sopa de pollo, marisco y arroces, entre otros.

Otro de los puntos fuertes de este local es su chimenea, lo que lo convierte en un sitio ideal para degustar platos con cuchara.