Dormir en una casa cueva, un lujo posible en 21 municipios de Granada

Dormir en una casa cueva, un lujo posible en 21 municipios de Granada

Disfrutar de una caverna troglodita con todas las comodidades del siglo XXI se ha convertido en uno de los productos turísticos más atractivos y singulares de la provincia

ANA ÁVILA

La posibilidad de Vivir en una casa cueva en Granada atrae a cientos de turistas cada año; los visitantes buscan sumergirse en un ambiente en el que todavía tienen la suerte de vivir más de 5.000 familias granadinas.

Las casas cueva, construidas dentro de la tierra, son un ejemplo de sostenibilidad del hombre con la naturaleza y el paisaje. En las comarcas de Guadix, El Marquesado y El Altiplano existen más de medio centenar de estos singulares establecimientos, que han sido reformados y adaptados como alojamientos turísticos de calidad, para que los visitantes puedan sentirse como en casa y tengan a su alcance todas las comodidades exigibles.

Los alojamientos turísticos en cuevas, también conocidos como casas cueva, de las comarcas de Guadix, El Marquesado y Baza-Huéscar se han convertido en uno de los productos turísticos más atractivos y singulares de la provincia de Granada. Actualmente, bajo la marca Andalusian Cave Hotels, existen en las dos zonas mencionadas y en el barrio granadino del Sacromonte, más de medio centenar de establecimientos reglados catalogables como alojamientos turísticos en cuevas.

Todos ellos tienen como denominador común el servicio de calidad, el respeto al medio ambiente, la recuperación y conservación de una de las tradiciones constructivas y arquitectónicas más peculiares de Europa.

Cada una de las cuevas es diferente a las demás y en ellas se puede observar cómo la arquitectura popular se adapta a las características del medio físico donde se encuentran. Las tierras duras y resecas que, sin ofrecer resistencia a ser excavadas, resultan compactas e impermeables dan como resultado estancias frescas en verano y cálidas en invierno, una de sus principales ventajas. Las cuevas mantienen su temperatura interior prácticamente constante tanto en invierno como en verano, en torno a los 17-20 grados. Precisamente, buscando alejarse del calor extremo de la playa y de la costa, cientos de turistas completan cada año las reservas de estos peculiares alojamientos.

Guadix

Además, Guadix cuenta con una casa cueva utilizada como museo, la sala está instalada en una de las cuevas del famoso barrio de Santiago, en el extrarradio de la ciudad. En ella, es posible contemplar el modo de vida de la gente de la ciudad y de su tierra, no sólo a través de una cueva típica, sino también con una buena colección de objetos e indumentarias utilizadas en oficios, festejos, industrias agrícolas y ganadería.

La Cueva Museo se distribuye en diversas salas: portal, audiovisuales, biblioteca, artesanía y tradiciones, dormitorio, alacena, cocina, cuadra, marranera, aperos de labranza, despensa y pozo.

El Sacromonte

En el pintoresco barrio del Sacromonte, que mira a La Alhambra, se dan cita algunos de los elementos más identificativos de Granada. Por un lado, las cuevas excavadas en las grutas naturales de la montaña sagrada, templos del arte gitano y verdaderos museos de la vida troglodita adaptados a las comodidades modernas; y por otro, la Zambra, ese antiguo baile compuesto a su vez por otros tres que simbolizan los momentos de la boda gitana.

«Este idílico lugar acogió a partir de la conquista cristiana en sus casas cueva, extramuros de la ciudad, a las etnias y grupos sociales que se hallaban fuera del control administrativo y el orden eclesiástico, como los judíos y moriscos. Barrio mayoritariamente gitano, cuentan las crónicas que éstos entraron en Granada acompañando a las tropas de los Reyes Católicos para los que trabajaban como forjadores. No es, por tanto, de extrañar la presencia desde siempre de artesanos y artistas dedicados al flamenco, de cuyo arte nació la vieja y embrujadora zambra que hoy continúa protagonizando espectáculos en cuevas como Los Tarantos, María La Canastera, Cueva La Rocío o Venta el Gallo», explica el Patronato de Turismo de Granada en su web.

Los alojamientos en cuevas son típicos de las comarcas de Guadix, El Marquesado, en Baza-Huéscar: El Altiplano y en el granadino barrio del Sacromonte. El denominador común de todos ellos es el servicio de calidad y el respeto al medio ambiente.

Aquí puedes encontrar 56 alojamientos y casas cueva reglados en la provincia

Guadix

Cuevas del campo.

Baza

Purullena

Benamaurel:

Cortes de Baza

Benalúa

Fonelas

Huéscar

Cortes y Graena

Castilléjar

Gorafe

Alcudia de Guadix

La Calahorra,

Gor

Huenéja

Alhama de Granada

Galera

Cúllar

Orce

Los hoteles en cueva están perfectamente integrados en el paisaje de la zona norte de la provincia de Granada, marcado por las grandes extensiones semidesérticas de 'badlands' y cárcavas, los contrastes cromáticos y las montañas que crecen en el horizonte para alcanzar las cimas de Sierra Nevada. Para ponerlo en valor y darlo a conocer, la Diputación de Granada está promoviendo la integración del Geoparque del Cuaternario Valles del Norte de Granada en la Red Mundial de Geoparques de la UNESCO.

Se trata de un vasto territorio geológico y natural que contiene el testimonio pétreo de la historia evolutiva de un río y de un mar interior que existió entre hace aproximadamente 5,3 millones de años y 450.000 años, de volcanes, antiguos límites de placas oceánicas, pliegues y fallas. Desde entonces, los sedimentos de aquel mar se han ido erosionando y han configurado el espectacular actual paisaje de 'malas tierras', sublime en lugares icónicos como el Desierto de Los Coloraos, en Gorafe; el Mirador del Fin del Mundo, en Beas de Guadix, el mirador del pico Jabalcón; y el Valle del Río Gor, un profundo y estrecho cañón en cuyas laderas existe un Parque Megalítico con 240 dólmenes neolíticos diseminados en 10 necrópolis.

Fotos

Vídeos