Twitter anuncia una «tercera ola de transparencia» para las empresas

Twitter anuncia una «tercera ola de transparencia» para las empresas
RAMÓN L. PÉREZ

Marcos de Quinto, exvicepresidente de Coca Cola, aseguró que los nuevos ejecutivos tendrán que someterse al escrutinio público como parte de su trabajo

Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELASGRANADA

Bordeaban las doce de la mañana cuando Marcos de Quinto subió al escenario de TATGranada. El exvicepresidente mundial de Coca Cola, que ahora es asesor personal del CEO de la compañía a nivel mundial, quiso estar de nuevo en el mayor evento de Twitter del mundo para hablar de cómo «navegar sin bandera» en la red social.

En un tono que sonaba al de alguien de vuelta, como reconoció él mismo al afirmar que está cerca de retirarse, Marcos de Quinto, que se definió a sí mismo como «ejecutivo friki», hizo balance de su experiencia de más de una década en redes sociales, con luces y sombras, y siendo en muchos casos pionero en comunicación digital (y habiendo fracasado por llegar antes de tiempo en algunos casos). Desde la primera red social que montó Coca Cola España, tres años antes de que Mark Zuckerberg inventase Facebook, hasta algunas anécdotas más recientes como los tuits de Donald Trump insultando a la marca para la que trabajaba.

Uno de los puntos fuentes de la intervención de Marcos de Quinto en TATGranada fue anunciar una «tercera ola de transparencia» que dijo que ya está llegando para los ejecutivos de compañías de todo el mundo. Hizo un recorrido por la historia de la comunicación publicitaria, desde los tiempos en los que «el producto era el rey» y las empresas no hablaban de sí mismas, hasta la segunda ola, que por primera vez obligó a las empresas a dar información sobre su funcionamiento interno tras diversos escándalos que afectaron a grandes sociedades estadounidenses. Ahora, dijo, la gente entiende que es más importante la «integridad» del ejecutivo que el eslógan publicitario de una marca o empresa; lo hace porque, aseguró, «los valores se aprenden de pequeño y uno se los lleva allá donde trabaje».

Por eso, dijo, Twitter será un gran canal en el futuro para que la gente pueda conocer «qué haces, qué piensas y qué dices», algo que consideró el futuro irreversible de la comunicación corporativa.

Finalmente, De Quinto dio una serie de consejos que reconoció haberse dado a sí mismo. El primero de ellos fue «no seguir recomendaciones»; el segundo, «saber quién eres porque Twitter no te lo va a decir»; en tercer lugar, «no dejar que nadie toque tu volante», refiriéndose a la cuenta de Twitter; y, finalmente, «no asustarse» por las críticas en Twitter, porque «los perros que ladran no muerden».

Toda la información de #TATGranada6