La Vereda de la Estrella, una de las rutas más impresionantes de Sierra Nevada

La Vereda de la Estrella, una de las rutas más impresionantes de Sierra Nevada
FOTOS: JUAN ENRIQUE GÓMEZ

En su origen, este camino se construyó con el objetivo de transportar los minerales extraídos de las minas, una actividad que cesó a mitad del siglo XX

AIDA ORTIZGRANADA

La Vereda de la Estrella es una de las rutas más conocidas del Parque Natural de Sierra Nevada y una de las más impresionantes, debido a sus extraordinarias vistas al Pico Mulhacén, al Veleta y al Alcazabal. La primavera, además, es el momento más adecuado para realizar este sendero en el que el también encontramos atractivos turísticos como las minas de la Probadora y de la Estrella o un castaño de enormes proporciones.

En su origen, este camino se construyó con el objetivo de transportar los minerales extraídos de las minas, una actividad que cesó a mitad del siglo XX. Desde entonces, el sendero se conoció como Vereda de la Estrella y hoy en día es uno de los accesos más transitados para llegar a numerosos parajes de Sierra Nevada y recorrer la cabecera del Genil y su nacimiento. Y es que esta ruta de alta montaña conecta los profundos barrancos por los que discurre el agua del deshielo.

Vereda de la Estrella

El recorrido clásico de la Vereda de la Estrella, que transcurre por la cuenca del Genil hacia su nacimiento, tiene una distancia de 12,5 km de ida y parte desde el municipio de Güéjar Sierra, donde dejaremos los vehículos, para iniciar la ruta siguiendo las indicaciones del barranco de San Juan, una vez pasada la estación de Maitena, donde se encuentra el inicio del sendero.

Arrancamos nuestro camino por una empinada cuesta que nos adentrará en el interior del valle, en el que encontraremos una rica flora en la que destacan los fresnos, los castaños y los arces. Caminaremos unos minutos por la amplia pista hasta llegar a uno de los primeros atractivos que encontraremos a lo largo del camino: 'El abuelo', un castaño centenario digno de admirar.

Un poco más adelante, llegamos a la confluencia con el río Vadillo, donde el valle se divide en dos. Aunque desde este punto veremos un segundo sendero, el que asciende por la Cuesta de los Presidiarios, nosotros continuaremos hacia la derecha, siguiendo la senda que nos ha llevado hasta este cruce de caminos.

Nos encontramos, pues, en el camino por el que se transportó el mineral de cobre procedente de las minas durante décadas y frente a los Picos Alcazaba y Mulhacén, un paraje llamado 'El Viso de las Nortes'. Pronto pasamos junto a las minas, donde el sendero empieza a descender para cruzar el puente sobre el río Guarnón y donde la vereda pasa a llamarse 'Camino del Real'.

La explotación original del yacimiento de las minas se remonta a la época romana, aunque también fue utilizada por los árabes. En el siglo XIX se modernizaron las instalaciones y en 1890 se construyó el actual trazado de la Vereda de la Estrella para el transporte del mineral mediante carros de bueyes y mulas. Las Minas de la Probadora fueron explotadas hasta los años 50. Por su parte, las de la Estrella se encuentran actualmente en ruinas.

Continuamos nuestro recorrido hasta llegar a la confluencia de los cuatro barrancos, donde finaliza nuestra ruta. Nos encontramos en este punto en un paraje llamado 'El Real', donde podemos visitar el refugio natural la Cueva Secreta, si caminamos unos minutos más.

Para el regreso, podemos optar por el mismo camino o por otro sendero que cruza el río y que asciende por el barranco de Lucía y por el del Aceral, enlazando con la Cuesta de los Presidarios. Este recorrido, sin embargo, es mucho más difícil debido a la ausencia de señalización y a la presencia de más peligros, por lo que no es apto para todos los públicos.

Rutas senderistas