Informática en Granada, la carrera donde todo el mundo trabaja: «No hay paro ahora y no lo habrá»

Informática en Granada, la carrera donde todo el mundo trabaja: «No hay paro ahora y no lo habrá»
R. L. P.

Cada curso se gradúan unos 250 jóvenes y si formaran «a cuatro veces más estudiantes, tendrían salida profesional de forma inmediata», dice el director de la escuela

Andrea G. Parra
ANDREA G. PARRA

Estudiar Informática en Granada ofrece más posibilidades de tener un trabajo al cuarto año de terminar la carrera. Esta es una de las conclusiones del informe 'Inserción laboral de los titulados universitarios' presentado por el Ministerio de Ciencia y Universidades. En la Universidad de Granada (UGR), en la Escuela de Informática y Telecomunicaciones, en concreto, no es necesario esperar los cuatro años. El director del centro del campus de Aynadamar, Joaquín Fernández Valdivia, explica que la inserción laboral es del cien por cien.

Se puede decir que hay más demanda –por parte de empresas e instituciones que buscan trabajadores– que oferta en cuanto a los egresados de la Universidad granadina en el este sector. «En las titulaciones TIC, si formáramos tres o cuatro veces más estudiantes, tendrían salida profesional de forma inmediata», valora. «Es un hecho que la sociedad, las empresas, nos están demandando muchos más egresados, pero con las infraestructuras actuales tanto humanas como materiales, no podemos formar más. Por eso, demandamos más infraestructuras y más profesorado para formar más ingenieros en las actuales líneas y en otras que será necesario cubrir dada la gigantesca demanda de ingenieros TIC que habrá en los próximos años. Será una demanda social imparable a la que, como Universidad que se debe a la sociedad, no podremos sustraernos», reivindica, como ha hecho en ocasiones anteriores.

Actualidad

En Granada, la cifra media de egresados TIC en los últimos cursos se ha situado entre 200 y 250, según los datos aportados por Fernández Valdivia. Sobre la evolución de demanda de titulados, Fernández Valdivia expresa que no ha decaído. «Ha aumentado drásticamente la necesidad que tienen las empresas de ingenieros TIC. El sector es y será uno de los motores económicos de este siglo. Cada vez son más y más empresas las que se acercan a preguntar por nuestros egresados en una tendencia al alza que es imparable», especifica.

Te interesa

Actualmente las ingenierías TIC lideran las ofertas laborales a nivel mundial y ese dato ha llegado para quedarse, según todos los informes. En Granada, la Escuela Superior de Informática y Telecomunicaciones es protagonista en la formación. «La demanda es brutal. Las perspectivas laborales para nuestros egresados son inmejorables. Mejor que nunca. Las TIC están actualmente presentes en todos los sectores económicos y empresariales. Son absolutamente transversales, de forma que nuestros ingenieros están trabajando en la práctica totalidad de sectores productivos. En 2019, las ofertas de empleo en el sector TIC han aumentado trimestre a trimestre respecto a 2018 y esa tendencia seguirá al alza», argumenta.

Joaquín Fernández Valdivia
Joaquín Fernández Valdivia

El mejor momento

La tasa de ocupación es en la práctica «del 100%» en la Escuela de Informática y Telecomunicaciones en Granada. «No solo no hay ahora paro sino que no lo habrá en el futuro. La demanda de ingenieros TIC crecerá enormemente en los próximos años. Harán falta decenas de miles de ellos en España y millones en toda Europa. El siglo XXI es el siglo de la tecnología que está presente en todos los ámbitos y las oportunidades de trabajo para nuestros ingenieros vendrán de todos los sectores. Es el mejor momento laboral sin duda para nuestros ingenieros».

Los ingenieros que se han formado en la Escuela del campus de Aynadamar están trabajando en todas las modalidades y lugares del mundo. Hay ingenieros que constituyen sus propias empresas y otros que trabajan en compañías nacionales e internacionales, incluyendo grandes tecnológicas como Google o Amazon. En España es Madrid la que más egresados granadinos contrata. En Granada se están integrando en las plantillas, además, de los negocios tecnológicos que cada vez aportan más al PIB de la provincia.

Las perspectivas laborales para los profesionales de las TIC son, según Joaquín Fernández Valdivia, «inmejorables». «Desde una perspectiva más global, la demanda de ingenieros TIC seguirá creciendo y las ofertas se multiplicarán incluyendo profesiones que ahora mismo no existen y que irán apareciendo en el marco de la revolución tecnológica que se nos avecina en los próximos años», avanza.

«¿Qué queremos que sea Granada dentro de 20 o 30 años? ¿Una ciudad cuya base de progreso sea únicamente el turismo o una ciudad que con una apuesta por la tecnología cambie su modelo productivo y nos ponga en el mapa de la creación de empleo líder en la oferta laboral del s. XXI?»

A la cuestión de qué debe hacer Granada para seguir creciendo, el director de la Escuela de Informática y Telecomunicaciones no duda en apuntar que «la ciudad debe facilitar a las empresas que se puedan instalar aquí. Eso supone, entre otras cosas, tener claro el proyecto de futuro para la ciudad. ¿Qué queremos que sea Granada dentro de 20 o 30 años? ¿Una ciudad cuya base de progreso sea únicamente el turismo o una ciudad que con una apuesta por la tecnología cambie su modelo productivo y nos ponga en el mapa de la creación de empleo líder en la oferta laboral del s. XXI? Hay que dar facilidades para que las empresas de base tecnológica se instalen aquí».

En lo que respecta a la Universidad, Fernández Valdivia dice que se debe apostar «claramente por nuevas titulaciones de ingeniería». Defiende que «se nos tiene que apoyar con medios materiales y humanos que nos permitan formar profesionales en áreas TIC tan demandadas como la ingeniería biomédica, la ciencia de datos, internet de las cosas, ingeniería de la ciberseguridad, comunicaciones móviles, Ingeniería telemática, aplicaciones móviles y realidad virtual y desarrollo de videojuegos, entre otras».

Concluye: «No sólo se trata de titulaciones puramente TIC se trata de servir de soporte a cualquier título».