Las basuras flotantes de la Costa de Granada

Mancha de color naranja en una playa del litoral granadino en 2018/J.E. Gómez
Mancha de color naranja en una playa del litoral granadino en 2018 / J.E. Gómez

Vertidos orgánicos y microalgas provocan grandes manchas en el litoral granadino que inquietan a vecinos y turistas

AMANDA MARTÍNEZ

La mancha de Salobreña no es la primera caso que se denuncia la suciedad en la playas de la Costa granadina. En la mayoría de las ocasiones, el origen del foco fue localizado y neutralizado y las playas lucen limpias en los días más turísticos del año.

Pero, en ocasiones, a la presencia de medusas, se unen concentraciones de microalgas y manchas procedentes de vertidos agrícolas y humanos que no dejan de inquietar. Estos son algunos ejemplos.

2019 ¿Son plásticos, son medusas...?

A principios de este verano unas extrañas criaturas alertaron a los bañistas granadinos. Se confundían con plásticos o medusas, pero no eran ni una cosa ni la otra. Eran seres vivos y no eran urticantes. Eran salpas. Dos temporales, uno de Poniente y otro de Levante las trajeron a la orilla. El ayuntamiento reforzó la limpieza para eliminarlas

Salpas en Almuñécar en junio de 2019
Salpas en Almuñécar en junio de 2019 / Javier Yáñez

Poco después, en los últimos días del mes de junio, una inofensiva alga provocó una mancha naranja desconcertó a los vecinos de Cantarriján y varios puntos de Salobreña, Almuñécar y Torrenueva.

2018 El barco depuradora

El pasado verano, sin ir más lejos, también se detectó una mancha marrón en la playa de Salobreña. Entonces se organizó un dispositivo en el que participaron cuatro barcos para quitar la basura del agua. Fue la primera vez que prestó servicios en el municipio del litoral un buque depuradora, que absorbía el agua con mugre, la filtraba y soltaba de nuevo el agua limpia al mar. Este barco recorría en profundidad la costa de Motril y Salobreña, donde se localizó el problema del vertido.

Durante esos días también circularon por redes sociales fotos de las playas con una especie de espuma o marea verde. En ese caso se trataba de una particular floración de microalgas que de forma itinerante visitan la costa granadina.

Barco depuradora limpia las playas de Salobreña en 2018
Barco depuradora limpia las playas de Salobreña en 2018 / Javier Marín
2018 En la rambla de Albuñol

En la desembocadura de la rambla de Albuñol se generó una charca de aguas residuales con un altísimo contenido en materia orgánica que hizo crecer una capa de microalgas asociadas a vertidos fecales. La charca recibía el agua que caía directamente a la rambla desde una tubería situada junto a las instalaciones de la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Albuñol, que estaba en fase de pruebas.

Una charca de aguas fecales vierte en el mar de Albuñol
Una charca de aguas fecales vierte en el mar de Albuñol / Juan Enrique Gómez
'Marea roja' Desoves de peces

En ocasiones la presencia de estas manchas de 'marea roja' se ha debido a concentraciones de huevos de pescado. Esta imagen es de 2005, El agua de las sexitanas playas de El Tesorillo y El Pozuelo se tiñieron de un misterioro color naranja que desorientó a los bañistas. En aquel caso se trató de una concentración de huevas de jurel que no suponían riesgo alguno para la población.

Mancha en la playa de Almuñécar en 2005
Mancha en la playa de Almuñécar en 2005 / Javier Martín