El tren 11328, el primer AVE a Granada a 300 kilómetros por hora

El tren 11328, el primer AVE a Granada a 300 kilómetros por hora
JAVIER MARTÍN

Más de 90 periodistas se han acreditado para este primer viaje del AVE a Granada. En el tren viajan además representantes de Renfe, operador ferroviario y ADIF

M. Victoria Cobo
M. VICTORIA COBOGRANADA

El tren 11328 pasará a la historia como el primero de la historia del AVE a Granada. Con capacidad para 365 pasajeros, ha sido una máquina de la serie 112 el elegido para el viaje inaugural. La salida, desde la estación de Atocha, se ha producido a la hora prevista, las 09.15 horas. Las velocidades que alcance este tren seran ya las que tengan los servicios comerciales, con una velocidad punta de 300 kilómetros por hora a la salida de Madrid y antes de llegar a Ciudad Real. Posteriormente, las velocidades oscilarán entre este máximo y los 50 kilómetros por hora a los que tendrá que circular a su paso por Loja.

Más de 90 periodistas se han acreditado para este primer viaje del AVE a Granada. En el tren viajan además representantes de Renfe, operador ferroviario y ADIF, que ha gestionado las obras de esta línea del AVE que empieza su servicio comercial mañana.

Más sobre el AVE a Granada

Minutos antes de las 11.30, el tren se ha detenido el tren en Antequera, donde esperaban el presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno Bonilla, la consejera de Fomento, Marifrán Carazo y el alcalde de Antequera, Manuel Barón.

En el interior de la estación esperaban también otras autoridades locales, así como los representantes parlamentarios granadinos Vicente Azpitarte y Carlos Rojas

En los escasos 20 minutos que ha durado la parada, el presidente del Gobierno ha descubierto una placa conmemorativa de la inauguración de la línea Antequera-Granada, que es el tramo que realmente se estrena hoy.

A las 12.38, el tren ha entrado en la estación Andaluces en Granada capital, con una ligera demora de dos minutos con respecto a lo previsto y entre gran expectación. Numerosos granadinos han acudido al lugar para ser testigos de un momento histórico y esperando durante más dos décadas.