Resucitar el comercio de cercanía en Granada

Locales cerrados en un pasaje de la calle Mesones./Pepe Marín
Locales cerrados en un pasaje de la calle Mesones. / Pepe Marín

Las tiendas, afectadas por el alto precio del alquiler y la dificultad de acceso, piden desde hace años un plan que devuelva la viabilidad a sus negocios

JAVIER MORALES y PABLO RODRÍGUEZGranada

La distribución de los comercios en Granada es el fiel reflejo de las dificultades por las que atraviesan las tiendas de cercanía. El balance entre el comercio tradicional y las grandes cadenas, franquicias o tiendas de souvenirs cada vez se decanta más hacia el segundo modelo. Son pocos los negocios 'de toda la vida' y los impulsados por emprendedores que pueden afrontar precios de alquiler cada vez más altos que contrastan con el descenso en la clientela, motivado por las dificultades de acceso a los barrios –especialmente en el Centro– y el 'boom' de los centros comerciales.

El PP pretende reducir la presión fiscal –basura y agua– al comercio tradicional y a las nuevas tiendas. El PSOE conformará un consejo de comerciantes y activará bonificaciones. Desde Ciudadanos apuestan también por un consejo de comerciantes y una plataforma online.

Podemos IU habla de reducción de impuestos y de conectar turismo con comercio local. 'Vamos, Granada', al igual que Vox, plantea una oficina asistencial. Ambos partidos se diferencian en proponer compensaciones para los comerciantes -en el caso de la formación liderada por Marta Gutiérrez- y más flexibilidad en zonas de carga y descarga y zona azul -caso del equipo de Onofre Miralles-.

Menos impuestos y medidas de empleo y emprendimiento

El comercio y los pequeños negocios granadinos «precisan un gobierno local con políticas específicas centradas en generar oportunidades y en apoyar a autónomos y emprendedores». El candidato del PP, Sebastián Pérez, impulsará un plan de apoyo al comercio tradicional de barrio con medidas e incentivos fiscales como la eliminación de la tasa de apertura para nuevos comercios. También pretende eliminar la tasa de basura y agua industrial a estos pequeños negocios, que «en muchos casos se ven obligados a echar el cierre, asfixiados por los impuestos». A juicio del candidato popular, «el colectivo se ha resentido en la ciudad, no solo como consecuencia de la situación económica, sino también por la falta de impulso y respaldo por parte de la administración local en manos del PSOE». Frente a esto, defiende las propuestas del PP. Sugieren garantizar la continuidad de las actividades comerciales, «aspecto fundamental para la economía local». Además, el PP potenciará el área de empleo y de emprendimiento, a fin de crear el máximo de condiciones posibles «para convertirnos en un área cada vez más atractiva para invertir, para crecer juntos, para fomentar la inserción en el mercado laboral, para favorecer la igualdad de oportunidades y para luchar activa y decididamente contra el desempleo».

En este mismo sentido, avanza que congelará el IBI a los granadinos. Los populares creen que «el dinero, donde mejor está es en el bolsillo del contribuyente y reduciendo los impuestos se incentivará el consumo. Un hecho que a su juicio incidirá positivamente en los negocios locales». El objetivo del PP es lograr que Granada sea identificada como un espacio económico en el que las empresas encuentren un entorno jurídico y político «afable y garantista». Entre las propuestas, diseñar un «Plan Estratégico Industrial Tecnológico que siente las bases para la rehabilitación, la modernización y la sostenibilidad de las industrias asentadas en Granada, así como para poner en marcha acciones para captar inversiones industriales y tecnológicas en colaboración plena con los agentes sociales».

De este modo, el PP plantea acometer acciones concretas y directas porque «Granada tiene que pasar de las palabras a los hechos y la realidad es que existe un problema de tráfico y contaminación que hay que remediar».

Un consejo de comerciantes y bonificaciones

Las propuestas en materia de comercio del PSOE para los próximos cuatro años se centran en mejoras fiscales para los comerciantes y la elaboración de una plan estratégico de comercio que permita obtener un diagnostico de la situación de este sector, además de la puesta en marcha del Consejo Municipal de Comercio, un órgano de asesoramiento donde poder valorar las cuestiones relativas a la política comercial de las administración local. Asimismo, los socialistas plantean un plan de climatización de zonas comerciales, con zonas de descanso.

El candidato del PSOE plantea un sistema de bonificaciones de aparcamientos para clientes de pequeños comercios y se compromete a no autorizar nuevas grandes superficies en la ciudad durante los próximos cuatro años. En este sentido, los socialistas son conscientes de los cambios del sector comercial y el auge de internet, así como su impacto en el comercio tradicional, por lo que recogen medidas concretas para «apoyar las nuevas generaciones de comerciantes que apuesten por un comercio diferenciado, con nuevos proyectos y elementos artesanales o de diseño».

Además, desde el PSOE apuestan por promover desde el Ayuntamiento un comercio inteligente Made in Granada, sustentado en la TIC del sector con planes de formación en comercio electrónico de mano de la Cámara de Comercio, «un aliado necesario para modernizar las estructura comerciales de los barrios».

El programa electoral del PSOE recoge también la defensa del trabajo que hacen los centros comercial abiertos a los que muestran su apoyo y disposición para «su consolidación». Además, apuestan por la puesta en valor de los comercios singulares e históricos a través de un plan de promoción especial, y su incorporación en las rutas turísticas, con una señalización especial que sirva de distintivo. Para concluir, aseguran que el comercio granadino seguirá siendo una elemento de promoción turística en ferias nacionales e internacionales.

Un consejo de comerciantes y una plataforma online

'Granada Inteligente', uno de los bloques centrales del proyecto 'Granada Ciudad Elegida' de Ciudadanos, prestará especial atención al desarrollo de las potencialidades de los comercios de la ciudad. A través de su apartado Inteligencia Económica, Ciudadanos asegura que contribuirá a analizar las potencialidades del ecosistema digital «para modernizar y hacer más competitivas a las empresas y comercios». «Provocaremos la mejora de la competitividad de las pymes mediante la digitalización de las mismas y el impulso del e-commerce dentro de las competencias municipales para promover el comercio y la actividad económica de la ciudad», señalan desde Ciudadanos.

La candidatura naranja planteará también la creación del Consejo de Comercio; un órgano de participación sectorial y carácter consultivo no vinculante, «con la finalidad de informar, proponer y asesorar en el desarrollo de políticas e iniciativas que afecten al sector comercial». Junto a esto, incluirá al conjunto de los comercios en una gran plataforma online que aúne las virtudes del comercio electrónico y las ventajas de las grandes distribuidoras en costes y alcance.

Oficina asistencial y compensaciones

'Vamos, Granada' considera que hay que compensar al pequeño comercio por los dañinos efectos del Centro Comercial Nevada, «que nunca debió construirse». «Exigiremos un Plan de apoyo de emergencia con cargo a fondos autonómicos en compensación por la negligencia de la administración andaluza, en el que se preste especial atención a Beiro, doblemente afectado por los recortes de la fusión hospitalaria y el traslado del Clínico al PTS», apuntan desde la candidatura.

Asimismo, la formación propone una oficina de asesoramiento a los comercios, para realizar estudios de necesidades, acceder a ayudas, incorporar el uso de nuevas tecnologías y redes sociales, y coordinar al pequeño comercio para estudiar posibles servicios en común que optimicen los recursos aprovechando la economía de escala».

Circuito de compra e incentivos fiscales

Granada está poblada de pequeño comercio, de tal manera que la ciudad no se entiende sin su comercio local. Desde este planteamiento afronta Podemos IU sus propuestas en materia de comercio. «Su promoción y su adaptación o modernización de la oferta está relacionada con la salud de tan importante economía productiva granadina», señalan desde la confluencia de izquierdas. El Ayuntamiento de Granada debe contribuir a esa mejora, por un lado, «rehabilitando edificios afectados de peligro de ruina»; por otro, «mejorando la limpieza, pero también, apoyando al pequeño comercio, conectándolo con la promoción turística y la visita a la ciudad». En este sentido, la candidatura liderada por AntonioCambril sugiere un 'Circuito de Compra' «que deberá ir acompañado de la oportuna publicidad y promoción específica, lo que haremos y así lo proponemos, de forma participativa, con los agentes sociales de la ciudad».

Además, Podemos IU Adelante apuesta por incentivos fiscales en tasas e impuestos municipales para aquellos pequeños comercios que están empezando, «pudiendo así garantizar sostenibilidad económica y el empleo que genera». Por otro lado, «defenderemos al pequeño comercio frente a la agresión que vive por parte de las grandes superficies, con un plan que favorezca la dinamización del comercio de proximidad, la concienciación de la ciudadanía, la innovación y la creación de empleo». Para que el apoyo sea real, deben tomarse las medidas adecuadas, como peatonalizar el Centro: «La gente debe andar por la ciudad, para conocerla, para disfrutarla, para vivirla». Esta medida no afectaría a los residentes.

Más flexibilidad y una oficina especializada

Vox velará por la protección real y efectiva del pequeño comercio, «tanto en el centro como en los barrios». «Crearemos una oficina centralizada de gestión de comerciantes con todas las gestiones en un solo lugar para facilitar trámites y un punto online», dicen desde la candidatura. Otra de las propuestas es el refuerzo del departamento de licencias con complementos e incentivos a los funcionarios. Asimismo, promoverán la bonificación al usuario del pequeño comercio con acuerdos con los concesionarios de parkings públicos y ampliarán la flexibilidad de la carga y descarga y de la zona azul para fomentar la rotación de vehículos de los usuarios del comercio. Vox apostará también por una Alcaicería con posibilidad de ofertar sus artículos en la vía pública.

Los temas de la campaña