Ideal

Peña Nieto cancela su reunión con Trump por la polémica del muro

video

Enrique Peña Nieto. / Efe | Vídeo: Atlas

  • El mandatario ha cedido finalmente a las presiones de la clase política mexicana tras las amenazas de su homólogo estadounidense si no accede a costear el proyecto

  • La Casa Blanca tratará de programar otro encuentro y asegura que mantendrá "las líneas de comunicación abiertas"

La orden de Donald Trump de destinar fondos a la construcción de un muro en la frontera con México ha provocado un rechazo unánime de la clase política del país latinoamericano, que ha obligado al presidente Enrique Peña Nieto a cancelar su próxima reunión con el mandatario estadounidense.

El presidente estadounidense había amenazado con ser él mismo el que anulara la cita entre ambos. "Si México no quiere pagar el muy necesitado muro, mejor que cancele su próxima visita a Washington", dijo el presidente republicano en Twitter. El multimillonario aumentó de esta manera aún más la tensión entre los dos gobiernos.

El presidente de Estados Unidos ha dicho que había acordado con su homólogo mexicano la cancelación de su encuentro porque iba a ser "estéril", al tiempo que ha precisado que ese encuentro no tendrá lugar hasta que México trate al país "con respeto".

"El presidente de México y yo hemos acordado cancelar nuestra reunión planeada para la semana próxima", ha comentado Trump desde Filadelfia (Pensilvania), donde asiste a una reunión de congresistas republicanos.

Trump ordenó este miércoles iniciar la construcción del muro con México y recrudeció la política hacia los inmigrantes indocumentados, con la promesa de construir más centros de detención y negar fondos federales a las ciudades que traten de protegerlos. Mientras ello ocurría, los secretarios mexicanos de Exteriores, Luis Videgaray, y Economía, Ildefonso Guajardo, sostenían una reunión que se prolongó durante 10 horas con funcionarios del Gobierno de Trump en la Casa Blanca.

"Lamento y repruebo la decisión de Estados Unidos de continuar la construcción de un muro que desde hace años, lejos de unirnos, nos divide. México no cree en los muros. Lo he dicho una y otra vez, México no pagará ningún muro", aseveró.

Asimismo, dijo haber ordenado a la Secretaría de Relaciones Exteriores reforzar las medidas de protección a los mexicanos que se encuentren en Estados Unidos. "Los 50 consulados en Estados Unidos se convertirán en auténticas defensorías de los derechos de migrantes", dijo.

Además, Peña Nieto ha ordenado a la Secretaría de Relaciones Exteriores que "refuerce las medidas de protección a los connacionales" desplegados en Estados Unidos, como respuesta a los nuevos pasos dados por Trump. "Los 50 consulados de México en Estados Unidos se convertirán en auténticas defensorías de los derechos de nuestros migrantes", ha señalado. "Donde hay un migrante mexicano en riesgo, ahí debemos estar", ha agregado.

Rechazo de la clase política

La orden sobre el muro también cayó como un balde de agua fría sobre cualquier expectativas que la clase política mexicana tuviera respecto a un diálogo respetuoso por parte de Trump. El senador del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) Armando Ríos Piter solicitó la cancelación de la cita en la Casa Blanca, una medida que finalmente se ha producido.

Para el legislador, "acciones hostiles" de Washington como la construcción del muro significan que "los Estados Unidos no requieren ningún tipo de colaboración por parte nuestra". Argumentó que tampoco existen "condiciones para abrir una renegociación del Tratado de Libre Comercio (de América del Norte, TLCAN)", como pretende el presidente estadounidense, quien considera que este daña los intereses de su país.

A su vez, el senador Miguel Barbosa, coordinador de bancada del PRD, opinó que EE UU "echó por tierra la bandera de la tolerancia, la libertad y la democracia que esta nación decía defender". La construcción del muro, la cancelación de fondos federales a las ciudades santuario que protegen a los indocumentados y el endurecimiento de la frontera son "actos de agresión contra México, contra Latinoamérica, contra el mundo, contra la libertad", dijo.

"Peña Nieto no tiene por qué correr el riesgo de que Trump pretenda imponer sus condiciones; no debemos caer en ese juego", afirmó Barbosa. Por su parte, el diputado Javier Bolaños Aguilar, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), declaró que la construcción del muro representa una "afrenta" que los mexicanos no pueden permitir.