¿Qué significan los testigos de tu coche?

¿Qué significan los testigos de tu coche?

Estas luces son los testigos de instrumentación, que se iluminan cada vez que el sistema necesita algún tipo de atención, ya sea por mantenimiento o por una avería

A.O.

Es muy probable que en alguna ocasión se haya encendido una lucecita en el panel de control de tu coche que no has podido reconocer. Estas luces son los testigos de instrumentación, que se iluminan cada vez que el sistema necesita algún tipo de atención, ya sea por mantenimiento o por una avería.

Estos testigos se multiplican cuanto más nuevo es el modelo del vehículo, por lo que es prácticamente imposible conocer el significado de cada uno de ellos, así como el nivel de gravedad. Si se trata de una avería grave, debemos detener el vehículo cuanto antes, siempre y cuando las condiciones del tráfico lo permitan.

En primer lugar, debemos tener en cuenta el significado de cada color

Rojo: atención inmediata

Amarillo: atención al detenernos

Verde: informativo

A continuación te desvelamos el significado de algunos testigos de tu coche

1. Sistema de frenos: si este testigo se enciende, es probable que el líquido de frenos esté bajo o que se haya producido una avería en el sistema de frenos. Si se encienden en marcha, es posible que haya perdido mucho líquido y que tengas que pisar el pedal con mucha fuerza para detener el vehículo. También puede que tienda a desviarse, por lo que intenta mantener el control de la dirección cuandotrates de detenerlo.

2. Fallo en el alternador: si se enciende este testigo con el motor en marcha significa que la batería no está generando suficiente tensión. Aunque no es peligroso, debes saber que la batería se descargará por completo, incluso si estás circulando y que lo detienes no podrás volver a arrancarlo.

3. Aceite: esta luz indica que la presión o la cantidad de aceite es baja, por lo que deberás detener el coche cuando te sea posible y reponerlo, para evitar daños graves en el vehículo.

4. Presión de los neumáticos: casi todos los modelos cuentan con un sistema que detecta si una rueda gira más despacio que las demás o que está pinchada. Este testigo se iluminará en rojo, por lo que debes detener el coche en cuanto sea posible (se encenderá en rojo).

5. Temperatura del líquido refrigerante: este testigo puede encenderse tanto si ocurre algo con la temperatura del líquido refrigerante como si el motor del coche está demasiado caliente debido a que el líquido se está acabando. En estos casos es recomendable detener el vehículo y esperar a que baje la temperatura.

6. Luces antiniebla: esta luz indica que las luces antiniebla están activadas. Si el trazo apunta hacia arriba se trata de las delanteras (luz de corto alcance). En cuanto a las traseras, estas serán de color amarillo.

7. Airbag: en algunos modelos hay un testigo para cada airbag y en otros uno para todos. Si se enciende puede indicar que existe algún problema con el sistema de airbag, aunque también puede tratarse de una mala conexión (sobre todo si el airbag se encuentra en un asiento).

8. Cinturón de seguridad: cuando se enciende este testigo, significa que algún ocupante del vehículo no lleva abrochado el cinturón de seguridad. En algunos modelos cuenta, incluso, con una señal acústica que se activa cuando el coche se pone en marcha.

9. ABS: este testigo indica una avería en el sistema antibloqueo de frenos, que suele radicar en alguno de los sensores que miden el giro de las ruedas. La reparación suele costar unos 70 euros.

10. ESP: esta luz suele parpadear cuando quiere indicar que el control de estabilidad se pone en marcha para frenar las ruedas de forma selectiva. En ocasiones se enciende cuando el ABS no funciona correctamente.