Las señales que indican que deberías cambiar ya de vehículo

Las señales que indican que deberías cambiar ya de vehículo

Hay una serie de detalles que delatan si hace falta llevar un coche a la chatarrería

A. L.

La mayoría de vehículos que circulan por España tienen más de 10 años. Un dato que, aislado, da cuenta de un problema real que tiene el país con respecto a la seguridad vial. Porque vehículos más antiguos también son sinónimo de mayores problemas en estabilidad y seguridad y a su vez son un aliado de la contaminación. Pero hay ciertos detalles que pueden marcar la diferencia entre un coche que debe ser retirado de la circulación y otro que no.

El RACE recuerda una serie de cuestiones a tener en cuenta. Por ejemplo, partiendo de la base de que el mantenimiento es clave a la hora de que un coche pueda durar más o menos, ese mismo mantenimiento determina cómo se ha usado un vehículo a lo largo de los años. Dado que el parque de coches español superará en 2020, según las previsiones, el 65% para vehículos más viejos de 10 años, el cuidado de los mismos es clave. Una situación que vigila muy de cerca la ITV que además se ha endurecido.

Pero en datos concretos, un coche suele durar como mínimo 150.000 kilómetros y como máximo rondan los 250.000. A partir de esas cifras, los márgenes se moverán hacia arriba o hacia abajo en función del cuidado que se le haya dado al coche. Porque, por ejemplo, no es lo mismo que el coche «duerma» en garaje o que esté expuesto a climas extremos. Aunque hay ciertas partes del mismo que durarán siempre más o menos lo mismo. Elementos plásticos y elementos de la carrocería tienen una vida mínima de diez años mientras que las eléctricas tienen una durabilidad ilimitada.

Fotos

Vídeos