Si llevas la matrícula sucia o borrosa te puede costar caro

Imagen de archivo/Ideal
Imagen de archivo / Ideal

Si la matrícula del vehículo no es perfectamente legible, el conductor incurre en una infracción grave

IDEAL

La matrícula es un elemento obligatorio del vehículo que tiene que ser perfectamente legible. Según el artículo 10 de la Ley sobre Tráfico, el conductor del mismo debe asegurarse de que «las placas de matrícula del vehículo no presentan obstáculos que impidan o dificulten su lectura e identificación».

Vigilar que las placas de la matrícula no estén borrosas o deterioradas es muy importante si se quiere evitar una multa. De hecho, el incumplimiento del citado artículo 10 supone una infracción grave, y como tal el conductor puede ser sancionado con una multa de hasta 200 euros.

Artículos relacionados

A la hora de pasar la ITV si la matrícula no está en perfecto estado también se puede estar cometiendo una falta grave. Esto sucede cuando:

- No se lleva la placa de la matrícula o es probable que se caiga por no estar suficientemente sujeta.

- La inscripción de la matrícula es inexistente o ilegible.

- La matrícula no está conforme con la documentación o los registros del vehículo.

- La matrícula se oculta.

- Las características o emplazamiento de la matrícula no son reglamentarios.

Por otro lado, si la matrícula se ha manipulado de forma consciente para evitar la identificación del vehículo en radares, controles, etc. se incurre en un delito o infracción muy grave penada con una multa de 6.000 euros y la retirada de 6 puntos del carné.