El Consejo Consultivo pidió la retirada de un título de doctor de la UGR

Imagen de archivo de una reunión del Consejo Consultivo de Andalucía./IDEAL
Imagen de archivo de una reunión del Consejo Consultivo de Andalucía. / IDEAL

Un investigador denunció ante el rector de la institución universitaria granadina (en 2012) que su tesis había sido objeto de plagio en otra defendida en la Universidad de Granada

A. G. P.GRANADA

La Universidad de Granada (UGR) ha pedido en alguna ocasión la intervención del Consejo Consultivo de Andalucía en relación a tesis copiadas. En 2013 concretamente hubo dos. Una concluyó con: «Se dictamina desfavorablemente la propuesta de resolución relativa al procedimiento administrativo tramitado por la Universidad de Granada sobre revisión de oficio del título de doctor otorgado a...». Un investigador denunció ante el rector de la institución universitaria granadina (en 2012) que su tesis -defendida años atrás en la Universidad de Salamanca y publicada en España y un país latinoamericana- había sido objeto de plagio en otra tesis defendida en la Universidad de Granada. El dictamen expone: «A la vista de tales informes, este Consejo no puede compartir la postura de la Universidad, favorable a la nulidad del acto, pues, aun reconociendo que ha copiado otras obras, lo cierto es que, como reconoce el Consejo Asesor de Doctorado, no existe voluntad de engaño por parte del autor de la tesis...» Es una parte de la argumentación.

MÁS INFORMACIÓN

El Consejo Consultivo, en 2013 también pronunció otro dictamen en este caso favorable a la UGR, que había determinado retirar el título de doctora a una persona. La denuncia era sobre una tesis que se leyó en 2008, y sobre la que otro profesor alertó que había sido plagiado. En algún párrafo del dictamen se recoge cómo la doctora expresa: «Con este escrito reconozco mi error y estoy dispuesta a rectificarlo. También espero que el Servicio de Inspección, el Consejo Asesor del Doctorado, la directora del Secretariado de Doctorado, la directora de mi tesis, y el rector de la Universidad tengan en cuenta mis alegaciones y las circunstancias en las cuales se ha producido esta confusión». La Universidad granadina emitió un informe, que se recoge en el dictamen, en el que se explicita: «En resumen, se trata de un supuesto gravísimo, que atenta al servicio público que prestamos y genera daño a la imagen de la Universidad de Granada». En 2013 el rector emitió propuesta en la que se postulaba la declaración de nulidad de pleno derecho del título de doctor otorgado en este caso.

Fotos

Vídeos