Largas colas en la Delegación de Educación de Granada para consultar el baremo de las oposiciones a maestro

Largas colas en la Delegación de Educación de Granada para consultar el baremo de las oposiciones a maestro

Los aspirantes aseguran que han podido ver la nota de sus exámenes en la web de la Consejería, pero que solo pueden acceder a la puntuación de sus méritos de forma presencial

Sarai Bausán García
SARAI BAUSÁN GARCÍAGranada

Solo dos ordenadores para decenas de opositores. Esta es la estampa que se está viendo durante toda la mañana en la sede de la delegación de Educación en Granada tras la publicación de las calificaciones de la segunda parte del examen de oposiciones a maestro. Tal y como han comentado a IDEAL los propios afectados, esta imagen radica en que han podido consultar la calificación de sus exámenes -que supone un 60% de su puntuación final- en la web de la Consejería, pero el baremo de sus méritos -en el que se cuentan estudios, trabajos, interinidad, entre otros aspectos que destacan a unos aspirantes sobre otros- solo puede verse de forma presencial en los ordenadores que se han dispuesto en la sede de la Delegación. En concreto, son dos los ordenadores disponibles, uno situado junto a la ventanilla de información, justo en la entrada del edificio, y otra en su interior. Y ambas, durante esta mañana, estaban «a rebosar».

«Es una auténtica vergüenza. Siempre se ha podido consultar en la web, pero este año han decidido que no. Dicen que es por la protección de datos, pero al consultar las notas en Internet también veo las del resto de mis compañeros, entonces no le encuentro ningún sentido», señala David desde el final de la larga cola. Llevan meses de nervios, estudios y contratiempos. Y, sobre todo, de incertidumbres. Porque esta mañana, desde sus hogares, podía conocer qué notas había obtenido en los exámenes, pero no sabían si eso sería suficiente para acceder a una de las 3.800 plazas de maestro que se han convocado para toda Andalucía. «El baremo te puede poner por delante o por detrás de una persona. Las calificaciones de los exámenes son importantes, pero el baremo puede dejar una persona que ha tenido un diez por detrás de un interino con más experiencia o cursos», señala nerviosa una joven que había acompañado a su pareja a ver sus calificaciones. Media hora después de llegar al edificio, seguían sin conocer sus resultados.

El tiempo de espera que han tenido que soportar algunos de estos aspirantes para conocer su baremos ha llegado a superar incluso la hora. «Es un despropósito no solo el que esto pase y que tengamos que perder el tiempo, hacer cola y pasar más nervios de los que ya hemos pasado, sino que la consulta del baremo ni siquiera va por tribunales, sino que en un excel tienes que buscar tu nombre y tus calificaciones. Lo nunca visto, estas oposiciones están siendo una vergüenza», indica Javi tras consultar su nota. Había sacado buena nota, pero ahora le toca revisar el baremo y hacer la cuenta que le diría cuál es su nota total. Una nota que, tal y como todos ellos comentaban, es provisional y no será hasta dentro de unos días cuando se conozca si es la real y definitiva.

«Yo ya tuve problemas con las oposiciones porque hice el de la especialidad de Pedagogía Terapéutica, que tuvimos que repetir por un fallo del examen. Esto ha hecho que tenga menos tiempo para prepararme el examen oral y eso se ha notado en las calificaciones. Y ahora,después de todos los nervios, tenemos que guardar una cola para ver nuestras calificaciones en vez de hacerlo desde casa, como se ha hecho siempre«, afirma enfadada Eli, una interina que se ha estado preparando las oposiciones mientras trabajaba.

Una situación parecida a la que ha vivido Isa, que opta a una de las plazas para maestro de inglés y que asegura que «esto está siendo nervios sobre nervios». «Aquí la gente se lo prepara durante años. Yo llevo pocos meses porque soy interina y aparte tengo una niña y me es más difícil, pero no es justo que tengamos que pasar por estas situaciones y que ahora tengamos que pasar horas haciendo cola para ver algo que siempre se ha podido ver por ordenador».