Un estudiante de Granada sobre el fallo en las oposiciones a maestro: «Tengo que repetir un examen que hice bien»

Un estudiante de Granada sobre el fallo en las oposiciones a maestro: «Tengo que repetir un examen que hice bien»
ALFREDO AGUILAR

Unas 400 personas se presentan de nuevo en Granada a una de las partes de la oposión de magisterio tras un «error técnico»

Sarai Bausán García
SARAI BAUSÁN GARCÍAGRANADA

Dos años ha invertido Alberto en prepararse para la especialidad de Pedagogía Terapéutica de las oposiciones a maestro. El pasado domingo, pensó que ya se había quitado de encima el examen y que solo le faltaría la entrega de la programación y el examen oral. Pero hoy, tanto él como otras 400 personas tendrán que repetir la primera prueba de la parte práctica de este examen en la provincia de Granada –la cifra supera los 4.000 en toda Andalucía– debido a un «error técnico« que se detectó en el ejercicio de la semana pasada. «Yo salí contento de mi examen, lo hice bien, y ahora tengo que correr otra vez la suerte de que me den otros supuestos que me sepa y volver a pasar unos nervios que ya creía que me había quitado», explica Alberto.

Tal y como indicó la dirección general del Profesorado y Recursos Humanos, dependiente de la consejería de Educación y Deporte, este error es relativo a algunos de los enunciados de la parte A de la primera prueba, que es la parte práctica, y ello ha motivado a adoptar la decisión de «invalidar» dicha sección y realizar una nueva convocatoria en la que se repetirá únicamente la parte afectada.

Alberto es uno de los opositores de Granada afectados por el fallo en el examen.
Alberto es uno de los opositores de Granada afectados por el fallo en el examen. / IDEAL

A las nueve de la mañana están citados estos opositores en los mismos centros en los que se examinaron el domingo anterior. En el caso de la provincia de Granada, las pruebas se realizarán en el CPIFP Aynadamar, en el IES Manuel de Falla y el IES Clara Campoamor. Será a esa hora cuando deban llegar al enclave que les haya tocado, pero el examen, que durará una hora y 45 minutos, no comenzará hasta las 10.00 horas. Según indican fuentes de Educación, serán seis los tribunales que participen en esta prueba, compuesto cada uno por entre 60 y 70 opositores.

En algunas de las sedes en las que se celebró el examen el pasado domingo, se detectó el error sobre la marcha, se detuvo el examen, se subsanó y se dio media hora más para que pudieran realizarlo.

Ana, en un aula infantil.
Ana, en un aula infantil. / IDEAL

«Yo todo esto lo veo como una injusticia muy grande que beneficia a aquellos que no supieron hacer el supuesto práctico del anterior examen y que tienen la oportunidad de preparárselo y tener más tiempo para hacerlo de nuevo», indica Miguel, que hoy vuelve a presentarse a la oposición. «Esto nos perjudica a todos porque no nos da la seguridad de que lo hagamos y ya lo tengamos superado, sino que puede volver a ser impugnado», indica Miguel. A esto añade que «ha sido un palo muy grande creer que todo tu nerviosismo por fin ha terminado y ver que no».

Ansiedad, desilusión, injusticia. Los opositores con los que ha podido habla este periódico, así como muchos de los mensajes que llenan las redes sociales, están repletos de estas palabras en su discurso. Y la mayoría de ellos señalan otra consecuencia: el tiempo y el dinero que invirtieron en el anterior examen y que tendrán que repetir. Este desplazamiento lo tendrá que hacer también Ana, un a opositora que se ha estado preparando en la capital nazarí y que tendrá que viajar desde la provincia de Jaén a Málaga, «donde nos ha trasladado a dos o tres tribunales completos de Jaén, con lo que todos nosotros tendremos que desplazarnos». Tal y como explica, ha sido un año complicado en el que «no ha tenido vida» y su día se ha centrado en trabajar y encerrarse en su casa a estudiar. «Y todo para tener que hacer el mismo examen dos veces por un fallo de alguien que aún no ha salido y que no está teniendo consecuencias», indica. A esto añade que «ahora me siento más nerviosa, hundida y desilusionada».

El descontento de muchos les ha llevado a algunos a realizar una petición en change.org en la que reclaman que se aplace la entrega de las notas –que se publicarán el 2 de julio– y la entrega de la programación y del examen oral. Asimismo, reclaman ese cambio en la entrega de las notas debido a que los tribunales, «a quienes apoyamos porque no han tenido nada que ver en todo esto», según indican muchos de los opositores, tendrán apenas tres días para corregirlo. CSIF se suma a esta petición y reclama que este fallo no suponga un perjuicio para los correctores, mientras que CCOO critica que no existan mayores controles a la hora de elaborar estos exámenes. El sindicato Ustea exigió el «cese inmediato» de los responsables de la prueba práctica y que la Consejería de Educación «debiera resarcir de oficio los daños y perjuicios provocados».