El Juzgado apercibe de desobediencia al Ayuntamiento por las multas a Uber

Un vehículo de Uber circula junto a un taxi por Camino de Ronda./ALFREDO AGUILAR
Un vehículo de Uber circula junto a un taxi por Camino de Ronda. / ALFREDO AGUILAR

Requiere que cumpla las medidas cautelares y permita circular por los carriles restringidos. Unauto estudia querellarse contra la concejala de Movilidad

Javier Morales
JAVIER MORALES

Una providencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 5 insta de nuevo al Ayuntamiento de la capital a permitir la circulación de los coches VTC por los carriles de circulación restringida del Centro. En el documento, al que ha tenido acceso IDEAL, el juez pide, «bajo apercibimiento de desobediencia» al Consistorio, que dé cumplimiento al último auto relativo a este asunto, dictado el 4 de abril. En este, consideraba que los vehículos de arrendamiento con conductor no pueden considerarse ilegales «prestan un servicio al público al igual que el taxi, siendo considerado transporte público», que «no puede hablarse de actividad ilegal» y que la instrucción «podría suponer una vulneración de las normas de defensa de la competencia».

Extracto de la providencia del Juzgado.
Extracto de la providencia del Juzgado. / IDEAL

El pasado 19 de diciembre, el Juzgado suspendió cautelarmente –a petición de Unauto VTC Andalucía– la instrucción del área de Movilidad publicada en noviembre acerca de la tramitación de permisos para el control de accesos de los VTC, previa al inicio de la actividad de Uber, una empresa que ofrece a través de una aplicación de móvil servicios de transporte similares a los de un taxi. El 5 de febrero, el Ayuntamiento publicó una segunda instrucción relativa a las autorizaciones a los VTC que, también a requerimiento de Unauto, se incorporó al procedimiento judicial iniciado a finales de 2018 y quedó suspendida cautelarmente, hasta que haya sentencia firme.

Las órdenes acotan la operativa habitual de estas empresas en el centro, creando condiciones para la autorización del paso por los carriles restringidos inasumibles, como denuncia el director jurídico de Unauto en España y Andalucía, José Andrés Díez. El abogado cifra en «más de 800» las multas recibidas por los conductores. Según la ordenanza, las infracciones leves al control de accesos se sancionan con una multa de 100 euros, reducible al 50% si se abona voluntariamente en los quince días naturales posteriores desde el día después de la notificación.

Centro, Albaicín yRealejo conforman un perímetro de 1,3 millones de metros cuadrados en los que la circulación está limitada para vehículos privados –salvo residentes– y algunos públicos –como sucede en la Carrera del Darro con los buses metropolitanos–. Taxis y autobuses municipales pueden pasar las barreras, sean pilonas o cámaras. No así los vehículos de Uber, que deben pedir autorización con fecha, hora y motivo del acceso.

Díez acusa a la concejala de Movilidad de «no creer en el Estado de derecho» al haberse «saltado las resoluciones» del Juzgado. Considera que las restricciones del Ayuntamiento perjudican «a los transportistas y a los ciudadanos». El abogado estudia la posibilidad de querellarse contra la edil responsable del área de Movilidad si no acata las decisiones judiciales y suspende las multas.