Así fue uno de los últimos atracos en la zona Norte

Imágenes de la cámara de seguridad del establecimiento que captan el momento en el que los atracadores se hacen con la recaudación del día. / IDEAL

El suceso se produjo en un supermercado del barrio en el que denuncian que ya han sufrido tres atracos en los últimos meses

Sarai Bausán García
SARAI BAUSÁN GARCÍAGRANADA

La zona Norte está sumida desde hace cuatro meses, aproximadamente, en una oleada de robos que se ha saldado con un varón menor de edad detenido como presunto cabecilla de un grupo implicado en un total de 14 atracos en negocios del barrio. El supermercado que regenta Marcos Cano, situado en pleno corazón del Distrito Norte, ha sido uno de los que más afectados se ha visto por estos sucesos.

En apenas dos meses han sufrido tres atracos en los que los asaltantes portaban «cuchillos, pistolas, hachas y cadenas», según comentó este joven a este periódico. Uno de estos robos, el producido el pasado viernes 15 de marzo, se desarrolló cuando Jennifer estaba intentando lidiar con la cola de vecinos que estaba ante su caja a la espera de ser atendidos. Tal y como se puede ver en el vídeo grabado por las cámaras de seguridad, a las que ha accedido IDEAL y que encabezan esta información, cuado los vio se quedó petrificada. Entraron por la puerta más cercana a la caja de Jennifer y, mientras uno le apuntaba con una pistola, otro de sus acompañantes se hacía con la caja sin piedad, arrancandola y rompiendo la máquina que utilizan para desempeñar el cobro. Y mientras tanto, los vecinos, estupefactos, contemplaban una escena que podría haberse recrudecido si llegan a oponer resistencia por la violencia de los atracadores.

«Tienen atemorizados a los trabajadores. La poca caja que tenemos nos la roban. Y nos rompen los ordenadores, que a ellos no les duele, pero para nosotros es una gran inversión que no podemos hacer frente. Y encima son cada vez más los vecinos que dicen que aquí no vienen a comprar, sobre todo por la tarde, por miedo a volver a repetir la escena», explica el joven. Por todo ello, Marcos Cano y sus empleados, así como el resto de comerciantes afectados por estos robos, reclaman mayor protección para acabar con esta «vergüenza que ensucia un barrio que podría ser maravilloso».

Óleada de robos en el Distrito Norte