Fomento estudiará si es viable dar uso a la inacabada vía del AVE andaluz

Imagen de los daños producidos por la crecida del arroyo Blanco este pasado fin de semana. /ÑITO SALAS
Imagen de los daños producidos por la crecida del arroyo Blanco este pasado fin de semana. / ÑITO SALAS

Hará un análisis previo para valorar si 'compensa' darle uso ante el corte ferroviario, después de que Adif haya cifrado en al menos tres meses las tareas de reposición

M. V. Cobo
M. V. COBOGRANADA

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), tardó algo más de 48 horas en poder revisar el estado de todas las líneas afectadas por las intensas lluvias del pasado fin de semana. Ayer martes, tras haber tenido que llegar a pie a muchas de las zonas afectadas, emitió un comunicado en el que estima que el corte de tráfico ferroviario que afecta a las comunicaciones entre Granada y Sevilla se demorará unos tres meses. Ese es el plazo que han calculado los técnicos para reponer el puente metálico que se cayó con la crecida del arroyo Blanco a la altura de Aguadulce. Adif lanza así la idea de que restaurarán esa estructura metálica, aunque desde el Ministerio de Fomento confirmaron ayer que también se hará un análisis previo de la plataforma de Alta Velocidad construida por la Junta -y sin uso- para ver si es factible poner en servicio ese tramo ferroviario inacabado.

Así lo señalaron ayer a este periódico desde Fomento, donde confirmaron que antes de reunirse con la Junta de Andalucía, que es la propietaria de esta obra, tienen que hacer un estudio previo para valorar todos los aspectos necesarios para poner en marcha esa plataforma que la Junta llegó a construir entre Marchena y Antequera, pero en la que no hay superestructura (no hay raíles).

Se trataría de analizar los condicionantes «técnicos, ambientales, económicos y administrativos» de la plataforma, antes de citarse con los dueños de ese tramo, que son los responsables de la Junta.

La Junta, decidida

Desde el gobierno andaluz, por su parte, contemplarían esta posibilidad con auténtico entusiasmo, puesto que no es la primera vez que ofrecen al Gobierno central que se quede con esos 77 kilómetros ya construidos para integrarlos en la red ferroviaria nacional.

Fuentes de la consejería de Fomento apuntaron ayer a IDEAL que no se ha producido un contacto oficial entre la Junta y Adif o el ministerio, pero que la Junta «ve con gran interés cualquier propuesta que permita poner en valor y darle funcionalidad a la plataforma del eje ferroviario transversal ejecutada entre Marchena y Antequera».

«Desde el punto de vista de planificación estratégica, la inclusión del tramo Sevilla-Antequera-Granada-Almería del eje ferroviario transversal en el Corredor Mediterráneo (Red Transeuropea de Transporte) constituye una oportunidad para el Gobierno de la nación, responsable del desarrollo de estos corredores transeuropeos, para optimizar la infraestructura de alta velocidad ejecutada en su día por la consejería de Fomento y Vivienda. Así se ha trasladado por parte de la Consejería de Fomento y Vivienda tanto a los responsables del anterior gobierno como al actual ejecutivo». La Junta manifiesta así, una vez más, su disposición a ceder esa infraestructura que se quedó a medio hacer y que pretendía vertebrar Andalucía de este a oeste.

Pero esto es una posibilidad que está en estudio, mientras Adif trata de reponer los servicios ferroviarios arreglando los desperfectos que se han ido encontrando los técnicos. Desde ayer se han logrado recuperar 60 kilómetros más de trayecto ferroviario.

60 kilómetros más

El trayecto entre Sevilla y Granada se podrá hacer sobre raíles desde la capital hasta Osuna, cubriendo un trayecto total de 90 kilómetros, frente a los escasos 30 que había entre Sevilla y Utrera. Esto se ha logrado tras arreglar los desperfectos que se habían producido por arrastre de materiales en un tramo de 5 kilómetros entre Marchena y Osuna.

«La mayor complicación está localizada en el pk 82/300, donde destacan por su especial envergadura los daños producidos en el tramo metálico sobre el río Blanco en el término municipal de Aguadulce, entre las estaciones de Osuna y Pedrera. La crecida del río derribó este puente metálico quedando en el lecho del cauce. Al igual que en caso de la línea Bobadilla-Algeciras la reposición de este puente ferroviario puede suponer en el entorno de tres meses de trabajo».

Así lo estiman desde Adif, que apuntan por reponer el puente, aunque el ministerio de Fomento admite que están estudiando las posibilidades que tendría la inacabada plataforma de Alta Velocidad que empezó a construir la Junta. Las obras se pararon en el año 2011 y se quedaron sin la superestructura.

 

Fotos

Vídeos