Adif estima que el tráfico ferroviario entre Sevilla y Antequera tardará tres meses en restablecerse

Daños provocados en el trazado ferroviario por las intensas lluvias del pasado fin de semana./ÑITO SALAS
Daños provocados en el trazado ferroviario por las intensas lluvias del pasado fin de semana. / ÑITO SALAS

El administrador ferroviario apuesta por restaurar el puente metálico caído

M. V. C.GRANADA

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) calcula que el tráfico ferroviario entre Sevilla y Antequera, que afecta directamente al servicio entre Sevilla y Granada, no se restaurará hasta dentro de tres meses. Esa es la estimación que han hecho los técnicos tras casi 48 horas de análisis de la situación, llegando a algunos de los puntos afectados a pie porque no había caminos transitables de otra forma.

Esos tres meses es el tiempo que calculan que sería necesario para restaurar el puente metálico que arrastró la crecida del arroyo Blanco este pasado fin de semana, tras las lluvias torrenciales.

En el caso de la línea entre Utrera y Fuente de Piedra, que discurre entre las provincias de Sevilla y Málaga, se ha logrado restablecer un tramo que había quedado muy afectado por las lluvias, lo que permite que el tren cubra ahora el trayecto entre Sevilla y Osuna, un total de 90 kilómetros, frente a los apenas 30 entre Sevilla y Utrera que se podían recorrer el lunes.

Sin embargo, apunta Adif a los importantes daños que se han producido en la línea al caerse. «La mayor complicación está localizada en el punto kilométrico 82/300, donde destacan por su especial envergadura los daños producidos en el tramo metálico sobre el río Blanco en el término municipal de Aguadulce», subraya Adif en su escrito.