Ocho días sin luz en una celda de acero en Motril

Los 15 tripulantes están a oscuras y escasean los alimentos/Javier Martín
Los 15 tripulantes están a oscuras y escasean los alimentos / Javier Martín

El seguro para repatriar a los 15 marineros rusos atrapados en Motril ha caducado |La Embajada alega que no se le comunicó la precaria situación de la tripulación, mientras el puerto mantiene que Fomento informó directamente

PILAR GARCÍA-TREVIJANOMotril

La presión continúa para que los tripulantes rusos –atrapados en el carguero Zapolyarye desde hace once meses– abandonen el barco. El combustible se ha agotado, al igual que su paciencia. Llevan más de una semana sin gasoil en los motores auxiliares que utiliza el navío para iluminar los oscuros pasillos del colosal carguero de 180 metros de eslora. El apagón eléctrico les deja sin medios para cocinar; sin aire acondicionado para soportar las altas temperaturas en el armazón de acero y sin agua corriente. Los 15 tripulantes han aguantado con serenidad y resignación en el puerto. Algunos llevan a bordo desde su traslado al 'refugio' de Motril tras quedarse parado en el mar de Ceuta y otros son el recambio de pasaje que ha hecho la empresa a lo largo de estos meses. El temple y la resistencia de los marineros rusos se hunde un poco más día a día, al igual que la economía de la naviera eslava.

El puerto de Motril inició un expediente de abandono y la naviera debe cerca de 600.000 euros en tasas

La empresa Murmansk Shipping Company (MSCO), propietaria del Zapolyarye, sufre desde mayo la consecuencia de la quiebra financiera que ha dejado a la tripulación en una situación cada vez más precaria. Los rusos atracados en Motril han soportado meses de 'tira y afloja' para recibir las dotaciones que le corresponden en combustible y comida. La cuerda se ha tensado hasta partirse. Los afectados comunicaron a este periódico que imploraron al armador provisiones. La recepción de gasoil se hacía esperar y la asignación alimentaria de 8 dólares por tripulante cayó a 3 dólares en los últimos meses. A pesar de la inestabilidad económica, hasta ahora el pago no se había demorado tanto.

Sin luz no tienen forma de comunicarse con el armador a través del teléfono satélite. Tampoco pueden dejar su puesto, si lo abandonan, pierden el derecho a cobrar. Fuentes portuarias aseguran que la carencia en las provisiones es una maniobra para presionar a los hombres a marcharse.

El Ministerio de Fomento comunicó a IDEAL que Capitanía Marítima ha recibido un escrito de los marineros en el que se solicitaba la reducción de la tripulación. Los rusos piden que siete u ocho compañeros puedan volver a su país. En estos casos, Capitanía tiene que regirse según lo que establece la legislación del país de bandera del barco. Fuentes portuarias concluyen que, de acuerdo con la normativa de la Federación Rusa, por motivos de seguridad al menos 15 hombres deben permanecer en el navío.

Por su parte, la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF) afirma estar al corriente de la situación. «Hemos estado en contacto con la tripulación y con el armador, quien hasta ahora parece ser que pagaba y atendía mínimamente a la tripulación», explicó Luz Baz, coordinadora de la federación en España. «Las últimas noticias eran que entre el lunes y el martes pasado darían combustible», dijo. Sin embargo, el puerto no ha recibido aún la carga.

«Le ofrecimos repatriarlos en septiembre y no quería. Ahora hemos llamado a la aseguradora y la póliza ha caducado» Sindicato de transportistas

«La naviera tiene varios barcos en la misma situación. En septiembre del año pasado, cuando contactamos con la aseguradora para ayudar a la tripulación, la mayoría aceptó seguir trabajando a bordo pese a que les aconsejamos que aprovecharan la oportunidad de volver a su país. Los tripulantes no habían vuelto a contactar con nosotros, hasta ahora. Hemos llamado a la aseguradora, pero la póliza ha caducado», concluyó la ITF. La coordinadara visitó en septiembre a otra tripulación rusa atrapada en el puerto de Avilés.

«Nuestra misión es proteger a los compatriotas. Nunca ignoramos señales de este tipo» Embajada rusa

La Embajada Rusa en España asegura desconocer las condiciones que atraviesan los marineros. «No hemos recibido ninguna información de parte de la policía o algún otro organismo oficial sobre los marineros que permanecen en Motril. Tampoco hemos recibido alguna señal o llamada telefónica de nuestros compatriotas». «Una de las funciones principales de nuestra Embajada es proteger a los compatriotas y nunca ignoramos señales de tal tipo», manifestó el consúl Dimitry Bólbot. En cambio, el puerto mantiene que el ministerio de Fomento informó «directamente a la embajada».

El 25,5% de la naviera es propiedad del gobierno ruso

Los marineros pueden desplazarse 10 kilómetros del muelle para comprar viandas con sus ahorros, por lo que Cruz Roja no ha tenido que atenderles como hizo en su llegada a Motril o durante los dos meses que estuvieron atrapados en mitad del mar ceutí. De acuerdo con el periódico The Moscow Times, cerca de 150 tripulantes de MSCO estarían atracados en otros puertos del mundo en las mismas circunstancias. El 25,5% de la naviera es propiedad del gobierno. IDEAL pidió su versión de los hechos a la armadora sin haber obtenido respuesta aún.