«Una tal Francisca Granados», la asesora que aconsejó a Juana Rivas

Francisca Granados junto a Juana Rivas y el letrado Juan de Dios Ramírez el pasado mes de junio. /EFE
Francisca Granados junto a Juana Rivas y el letrado Juan de Dios Ramírez el pasado mes de junio. / EFE

Así define el juez en su sentencia condenatoria a la asesora jurídica del Centro de la Mujer de Maracena, que ha estado presente en numerosas apariciones públicas a lo largo de todo el caso

Carlos Balboa
CARLOS BALBOA

Juana Rivas ha sido condenada a 5 años de prisión por el Juzgado de lo Penal 1 de Granada como autora de dos delitos de sustracción de menores. El magistrado, en los hechos probados en la sentencia fechada del 18 de julio, afirma que «salvo el episodio de malos tratos ocurrido en 2009, no se ha acreditado ningún otro posterior, ni en el mayor de los dos hijos, se han detectado desajustes sicológicos relacionados con malos tratos contra él o por haberlos presenciado hacia la persona de la madre».

El juez también hace referencia en este apartado del escrito a la asesora jurídica del Centro de la Mujer de Maracena, Francisca Granados, quien ha acompañado a Juana Rivas durante todo el proceso y ha estado presente en numerosas ocasiones en actos públicos.

En este sentido, el magistrado hace referencia a que «la acusada toma parte en una campaña mediática, con rueda de prensa incluida, al frente de la cual aparece una tal Francisca Granados Gámez, quien adoptó la función de portavoz y asesora legal de Juana, llegando a manifestar el 25 de julio que los menores no habían sido entregados».

Acusada por el Colegio de Abogados

El pasado mes de junio el Juzgado de Instrucción número 3 de Granada archivó la causa contra Francisca Granados después de que el Colegio de Abogados presentara una querella acusándola de intrusismo profesional por «excederse en sus funciones, desempeñando otras que sólo puede ejercer un abogado, en su labor como asesora de Juana Rivas».

En ese auto, fechado el 30 de mayo, el juez recuerda que Granados aportó a la causa su título de Licenciada en Derecho y el certificado académico de sus calificaciones durante la carrera universitaria, «con lo que ha acreditado su preparación técnica y académica para ejercer labores de asesoramiento jurídico tanto en el Ayuntamiento de Maracena como a nivel particular».

La asesora, por su parte, negó haber cometido cualquier tipo de intrusismo profesional, llegando a afirmar que la querella que el Colegio de Abogados de Granada había presentado contra ella estaba «instrumentalizada» para «ir en contra de la igualdad entre hombres y mujeres».

«Elija mejor a sus abogados»

La polémica en torno al equipo que ha rodeado a Juana Rivas también afectó al abogado de la madre de Maracena. De hecho, Manuel Piñar, titular del Juzgado número 1 de lo Penal que ha emitido al sentencia conendenatoria, le dijo a la acusada durante el juicio que la próxima vez «eligiera mejor a sus abogados» después de que la defensa solicitara su absolución al entender que Rivas actuó sin «dolo» y sí de forma «errónea» al estar «mal asesorada».