Ideal

García Montero dice que lo de Carlos V no fue una boda, "sino un acto de homenaje a una boda"

  • "El alcalde está pidiendo la gestión Alhambra para que se garantice el disfrute para sus colegas" critica Mario Jiménez, portavoz parlamentario de los socialistas

El último día de campaña electoral terminará como empezó, hablando de la Alhambra. Aunque por motivos distintos. El portavoz parlamentario del PSOE, Mario Jiménez, ha exigido esta mañana en Granada al alcalde una explicación por el uso del Palacio de Carlos V. Jiménez definió como "actitud cateta" la intención del regidor de que el monumento se gestioné desde el Ayuntamiento de la ciudad, al señalar que la Alhambra " es patrimonio de todos". Incidió además, que "el alcalde está pidiendo la gestión Alhambra para que se garantice el disfrute para sus colegas, sus amigos y sus fiestas privadas". Jiménez se ha pronunciado en este sentido a raíz de las fotos en las que se ve al alcalde engalanado, a comparado de Juan García Montero en lo que parece la boda de Sean Hepburn Ferrer, celebrada en el Palacio de Carlos V. Para este acto se había tramitado el permiso para un concierto, pero los vigilantes de seguridad emitieron un informe alertando de que se había celebrado una ceremonia de boda, algo no permitido en el recinto monumental. Jiménez insistió en que el alcalde "no merece gobernar la ciudad" y calificó de "vergüenza" lo que se ve aprecia en las fotos.

Por su parte, el concejal de Cultura, Juan García Montero, insistió ayer en que lo se aprecia en las fotografías "no es una boda, sino un acto de homenaje a una boda". El portavoz del PP recordó que Sean hepburn Ferrer! hijo mayor de la actriz Audrey Hepburn, colabora en la organización del Festival de cine clásico, Retroback, del que es director honorífico. García Montero reiteró que la boda se celebró en Gibraltar y justificó que el alcalde y él mismo habían sido invitados al acto particular por su relación personal con Hepburn. El edil señaló que no oficiaron una boda, sino que "leyeron unas palabras de felicitación".

García Montero se refirió también a la investigación abierta por presuntas irregularidades en el contrato de las audioguías de la Alhambra. Calificó a la directora del Patronato, Mar Villafranca! de "mentirosa" y le reprochó que haya usado "técnicas amenazantes y amenazadoras" con sus trabajadores, con los touroperadores y con los funcionarios de Urbanismo del Ayuntamiento.