La última película de Jennifer Aniston enciende las redes con sus tópicos andaluces

La última película de Jennifer Aniston enciende las redes con sus tópicos andaluces

'Murder Mystery' es una ficción en la que se mezclan el humor y el misterio, con un ingrediente que ha enfadado, y mucho, a los españoles: los topicazos

A.O.

'Murder Mystery' (Criminales en el mar) es el último éxito de Netflix, una comedia protagonizada por Adam Sandler y Jennifer Aniston, que se ha convertido en una auténtica sensación en la plataforma, a juzgar por los datos de visualización. Una ficción en la que se mezclan el humor y el misterio propio de las novelas de Agatha Christie, con un ingrediente que ha enfadado, y mucho, a los españoles: los topicazos.

La película en cuestión narra la historia de un matrimonio que viaja a Europa en sus vacaciones. Un viaje que acaba frustrado por una acusación de asesinato. Hasta aquí todo normal, un planteamiento de film de comedia romántica que promete entretener con divertidas situaciones imprevistas. Hasta que los protagonistas aterrizan en el aeropuerto de Málaga y empiezan los tópicos en los que han caído muchas otras producciones cinematográficas.

Para empezar, los protagonistas son recibidos por una mujer vestida de flamenca, mientras un hombre toca la guitarra, delante de un autobús destartalado. Una imagen de España, de Andalucía y de Málaga que no ha gustado nada en nuestro país. Prueba de ello son las numerosas publicaciones que han inundado las redes sociales quejándose de esa imagen errónea que se está dando al mundo de nuestro territorio. Otros, sin embargo, se lo toman con humor y recuerdan cómo nos reímos los españoles de los tópicos de otros países.

Sea como fuere, Turismo Costa del Sol ha respondido a Netflix y a la productora del film, Happy Madison, invitándoles a Málaga para que comprueben por sí mismos lo equivocados que están. Su portavoz, Fátima Oliva, ha asegurado en 'The Guardian' que «esta película no tiene nada que ver con la verdadera Costa del sol».

«Estamos más sorprendidos que indignados. Es una idea muy retrógrada de la vida aquí, con un gitano el aeropuerto y todo lo demás. Málaga tiene 37 museos y es un importante centro cultural», dice la portavoz, reprochando que la película ni siquiera haya sido rodada en Málaga. «Quizás nunca han estado aquí o simplemente prefieren jugar con los clichés, por eso invitamos a los responsables de la película a venir y comprobarlo in situ», concluye invitando a los productores a la Costa del Sol.