Regulación de la publicidad de las casas de apuesta 'on-line'

Regulación de la publicidad de las casas de apuesta 'on-line'

Una parte de las tasas que pagan estas empresas se destinará a campañas de sensibilización para los jóvenes destinadas a frenar la adicción

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

Por primera vez, los Presupuestos Generales del Estado se toman en serio un problema sobre el que vienen advirtiendo desde hace tiempo los psicólogos: la adicción al juego 'on-line'. El acuerdo entre el Gobierno y Podemos pone en el punto de mira a las páginas web que utilizan «fórmulas de publicidad muy agresivas vinculadas a la imagen de personas famosas, habitualmente deportistas de éxito, o a bonos de acceso gratuitos» y a las emisiones deportivas «inundadas de anuncios que ofrecen apostar en directo, convirtiendo esta actividad en algo muy accesible para todo tipo de personas, incluidos los menores». «Es imprescindible reconducir esta situación» que está generando «graves problemas de adicción y ludopatía», reconoce el acuerdo.

Para ello, se anuncia «una regulación de la publicidad del juego de azar y apuesta en línea de ámbito estatal similar a la de los productos del tabaco» y se pondrán en marcha campañas «de información, gestión y limitación del consumo de juegos, que permitan reforzar la autoconciencia y autonomía del jugador de cara a prácticas de consumo saludable y prevenir, anticiparse y, en su caso, identificar la generación de patrones de juego problemático, mejorando la protección del consumidor«; campañas en las que se instará a participar a los operadores de juegos de azar y apuestas.

El pacto no habla de aumentar los impuestos a estas compañías, pero sí prevé la reorientación de la tasa por la gestión administrativa del juego que pagan estas empresas «para destinar un porcentaje a iniciativas preventivas, de sensibilización, de intervención y de control, así como de reparación de los efectos negativos producidos por la actividad del juego».

Los jóvenes han convertido las apuestas en una de sus principales actividades de ocio, y cada vez se inician a edades más tempranas. Según un informe de la Universidad Carlos III, 230.000 españoles menores de 35 años tienen un «alto riesgo» de adicción.

Más información

Fotos

Vídeos