Carcaño dijo al padre de Marta del Castillo que «no le compensaba» decir dónde está el cuerpo

Rueda de prensa de José Antonio Casanueva, abuelo de la joven Marta del Castillo asesinada en 2009, para informar sobre próximas movilizaciones. /EFE
Rueda de prensa de José Antonio Casanueva, abuelo de la joven Marta del Castillo asesinada en 2009, para informar sobre próximas movilizaciones. / EFE

«Hay tres absueltos cuando estaban todos allí», sostiene el abuelo, para quien «los cinco implicados, aunque no participaran directamente en la muerte, sí saben dónde está el cuerpo»

EFE

José Antonio Casanueva, abuelo materno de la joven Marta del Castillo, asesinada por Miguel Carcaño el 24 de enero de 2009 en Sevilla, admite que aunque la esperanza de hallar el cuerpo de su nieta «nunca la perdemos», a veces piensa en tirar la toalla porque para él «los cinco implicados saben dónde está».

Más sobre el caso

De los cinco investigados por este crimen del que se cumple ahora una década, dos fueron condenados (Carcaño a 21 años de prisión por asesinato que aún cumple, y Francisco Javier García, El Cuco, que ha cumplido dos años y 11 meses de internamiento en un centro de menores) y tres absueltos: Javier Delgado, hermano de Carcaño; su novia María García; y el amigo del asesino confeso, Samuel Benítez.

El Cuco era menor en el momento del crimen y fue juzgado por el Juzgado de Menores 1 de Sevilla, mientras que el resto fueron enjuiciados por la Audiencia de Sevilla que condenó a Carcaño y absolvió a los otros tres.

En rueda de prensa, el abuelo de Marta ha dicho este viernes que están de acuerdo con el juicio a El Cuco porque «el juez tuvo en cuenta a los dos testigos principales que tenemos, el vecino que vio a Carcaño sacar el cuerpo entre la una y la 1.30 (horas), y otro de un bar cerca«.

Para el abuelo, la Policía cometió el «fallo» inicial de no comenzar la búsqueda de su nieta en el momento en que denunciaron que no había vuelto a casa «porque era la una o 1.30 (horas) y si llegan a ir a la casa los cogen 'in fraganti'»

Sin embargo, la familia pide la repetición del juicio contra los cuatro adultos, en el que se concluyó que el cuerpo fue sacado del piso de Carcaño entre las 10.00 y las 10.30 horas pese a que no lo expresó así ningún testigo, y que consideran que no fue «imparcial».

«Hay tres absueltos cuando estaban todos allí», sostiene el abuelo, para quien «los cinco implicados, aunque no participaran directamente en la muerte, sí saben dónde está el cuerpo», la gran incógnita que sigue sin resolverse en este caso y que mantiene en vilo a la familia desde hace diez años.

Para el abuelo, la Policía cometió el «fallo» inicial de no comenzar la búsqueda de su nieta en el momento en que denunciaron que no había vuelto a casa «porque era la una o 1.30 (horas) y si llegan a ir a la casa los cogen 'in fraganti'», aunque ha valorado el trabajo que han realizado luego buscando el cuerpo en un centenar de sitios siguiendo las varias versiones dadas por Carcaño y cualquier pista.

Ha asegurado, además, que el padre de Marta, Antonio del Castillo, visitó a Carcaño en la prisión de Herrera de la Mancha donde cumple la pena para preguntarle dónde estaba el cuerpo y hasta le ofreció dinero, pero, según el abuelo, «dijo que no le compensaba; si no te compensa es porque alguien te da más».

Para pedir la repetición del juicio, la familia de la joven ha convocado una manifestación en Sevilla el próximo 26 de enero.

Mañana desde las 11.00 horas, más de 200 coches antiguos y de época, un camión y entre 60 y 70 motos llegadas desde Extremadura, Marbella (Málaga), Alicante o Bilbao se concentrarán en la explanada junto al estadio del Betis para dirigirse al barrio de la familia de Marta, desde donde partirán junto a vehículos particulares en caravana para recorrer, durante una hora y media, la ronda histórica de la ciudad e informar a los ciudadanos para que se unan a la petición de la familia.

Desde el comité organizador, José Luis Reina ha querido dejar claro que la manifestación del día 26 «es totalmente apolítica» y que no han invitado ni hablado con ningún partido.

En esa manifestación acompañarán a los padres de Marta familiares de otras víctimas como el padre de Diana Quer, la madre de Sandra Palo o el padre de la pequeña Mari Luz Cortés.

La manifestación, según Reina, no será solo por Marta sino por todas las víctimas, en un momento en el que «no comprendemos que quieran derogar la cadena perpetua revisable» al tiempo que ve «una barbaridad» que se proponga suprimir la Ley contra la Violencia de Género