El nuevo examen de oposiciones a maestro, «más corto, sencillo y genérico» que el anterior

Opositores hoy repitiendo una parte del examen /ALFREDO AGUILAR
Opositores hoy repitiendo una parte del examen / ALFREDO AGUILAR

La Consejería de Educación asegura que no ha habido ninguna incidencia en la repetición de esta prueba que han realizado 400 personas en Granada

SARAI BAUSÁN GARCÍAGranada

Al entrar al examen, la respuesta de la inmensa mayoría de los opositores al preguntarles qué les parecía tener que repetir una parte del examen de oposición a maestro, que ya realizaron el pasado domingo, era la misma»: «Es una injusticia que repitamos un examen que nos salió bien por el fallo de otros». Sus rostros reflejaban el nerviosismo vivido de esta semana y su indignación por lo acontecido en esta prueba para la especialidad de Pedagogía Terapéutica de las oposiciones a maestro. Pero, a la salida, sus caras reflejaban algo distinto. Muchos de ellos aseguraban que se trataba de un examen más sencillo que el anterior pues era «más corto, no tenía fallos como el otro y era más genérico, por lo que podías centrar tu respuesta en lo que te supieras». A pesar de ello, la mayoría de ellos insistía en que no estaban de acuerdo con haber tenido que volver a hacer el ejercicio.

En toda la provincia de Granada, el número de afectados por esta situación ha sido de unos 400, mientras que en Andalucía la cifra ascienda a 4.000. Según la Consejería de Educación, no se ha producido ninguna incidencia en la provincia de Granada.

A las nueve de la mañana, el CPIFP Aynadamar ya tenía repletos sus pasillos de las decenas de opositores que repetían esta prueba en dicho lugar. «Esto está siendo una auténtica jugarreta para todos, porque tenemos que repetir un examen por el fallo de otra persona. A mí me dio tiempo a hacerlo el domingo y creo que me salió bien y que todos tuvimos la oportunidad de hacerlo adecuadamente. Por mi, rompería este examen y me quedaría con el que hice», se quejaba momentos antes de entrar al examen Almudena. Un pensamiento compartido por Estefanía, que señalaba que «estamos todos muy nerviosos. Yo estoy atacada. Y más porque pensaba que esto ya lo habíamos superado el domingo, que ya podía centrarme en la entrega del programa y el examen oral, y nos ha tocado volver a repetir otra vez la misma prueba».

Mientras ellos dedicaban una hora y 45 minutos a realizar ese nuevo examen, más de una decena de familiares les esperaban nerviosos a las puertas del centro. «Ellos hacen el examen, pero nosotros también sufrimos Es una injusticia porque mi hija ya pasó muchos nervios cuando se examinó la última vez y cuando le dijeron que tenía que repetirlo casi le da un ataque de ansiedad. Está muy desmotivada y es normal, porque esto no ha sido justo», afirmaba junto a otros padres Francisco.

Al salir del examen, las primeras palabras de Benjamín fueron «pues ha sido más fácil». Con una sonrisa en la cara, explicaba que sigue pensando que es un «despropósito» lo que ha pasado, pero que este examen ha sido más fácil porque «los supuestos estaban actualizados y te daban pie a contestarlos. Los del otros examen estaban mal formulados y eran muy largos». En este, en cambio, los supuestos eran más genéricos «y podías mostrar todo lo que sabías al respecto, sin tener que reconducirlos al no saber por dónde tirarlos, como nos pasó la vez anterior», añadió su compañera Paqui.

Tal y como explican todos ellos, en este caso, las cuestiones han sido más cortas y generales, aunque algunos señalaban que «ha sido demasiado generales porque no han dado apenas información». «Va a ser muy subjetivo porque cada uno podrá poner unas respuestas distintas porque era genérico, pero tendremos que esperar a ver cómo corrigen», indicaba Alberto, otro oposición, quien indica que en este examen no ha habido fallos «porque no se han complicado mucho la cabeza en escribir los supuestos justo para no dar lugar a error».

Miriam acaparó durante toda la mañana muchas de las miradas de sus compañeros. Y es que en este examen no estuvo sola, sino que su bebé, a quien aún le quedan unas semanas por nacer, estuvo acompañándola. «Hoy soy la novedad, todo el mundo mira porque le llama la atención», comentaba risueña, mientras deseaba que su niña llegase «acompañada de un aprobado». Para ello, esto ha sido «una faena» porque llevaba desde septiembre preparándose y pensaba que ya había superado esta parte de las oposiciones, pero le ha parecido un examen «más o menos igual de fácil que el anterior».

Muchos salían satisfechos por su examen, pero no todos. Es el caso de Isabel, que explicó que debido a lo general de las preguntas no consiguió organizar las ideas en su cabeza «por lo que me ha salido mucho peor que el anterior».

Una de las preocupaciones de estos opositores es si se mantendrá la fecha de entrega de notas, que estaba señalada para el próximo 2 de julio, debido al arduo trabajo que tendrán que hacer los examinadores, así como si la entrega de la programación y el examen oral.

Tal y como indicó la dirección general del Profesorado y Recursos Humanos, dependiente de la consejería de Educación y Deporte, el error que se produjo el pasado domingo es relativo a algunos de los enunciados de la parte A de la primera prueba, que es la parte práctica, lo que motivó que se «invalidara» dicha sección y se volviera a repetir la prueba.