La operación antidroga permite incautar importante documentación y dinero en Granada

Detención en Estepona (Málaga) de uno de los implicados./SUR
Detención en Estepona (Málaga) de uno de los implicados. / SUR

El guardia civil detenido el miércoles en este operativo no tiene ninguna vinculación con el caso del agente arrestado hace un mes

JOSÉ RAMÓN VILLALBAGranada

Los nueve registros efectuados en Granada durante la madrugada del miércoles han permitido incautar documentación «importante» y dinero (no se ha precisado la cantidad) en el marco de la operación contra el narcotráfico en el que los agentes del grupo OCON sur del instituto armado arrestaron a un guardia civil que tiene su puesto de trabajo en el Cinturón Metropolitano, según han informado fuentes próximas a la investigación. El guardia arrestado, presumiblemente, será puesto a disposición judicial durante el día de hoy. Las fuentes consultadas han informado de que este agente, ahora bajo sospecha de haber colaborado con un grupo de narcotraficantes delCampo de Gibraltar (Cádiz), no tiene ninguna vinculación con el caso que llevó a detener, también por la Guardia Civil, a otro guardia hace un mes en Huétor Vega, acusado de blanqueo de capitales. «Son dos operaciones distintas y no tienen ningún nexo entre sí», han informado fuentes próximas a la investigación.

Aunque la operación continúa abierta, en Granada, de momento, no hay previstas más detenciones ni nuevos registros. La operación comenzó el pasado mes de agosto en la provincia de Málaga y desde el inicio la investigación está liderada por el grupo de la Guardia Civil creado el pasado año en el Campo de Gibraltar para combatir el narcotráfico, bautizado con el nombre de OCON sur. En el marco de esta operación, los investigadores incautaron varias toneladas de hachís que permitieron el arresto de 33 personas durante el pasado año. La segunda fase de explotación comenzó la pasada madrugada del miércoles cuando los agentes de la Guardia Civil arrestaron a 24 personas más entre Cádiz, Málaga y Granada. En la provincia granadina sólo hubo un detenido y nueve registros.

Más información

Los agentes trabajan en la desarticulación de dos clanes de narcotraficantes. Uno formado por españoles y otro de extranjeros. Uno de estos grupos se dedica a traer el hachís de Marruecos a las costas del litoral gaditano y malacitano, principalmente. Una vez desembarcado es escondido en habitáculos presuntamente dispersados por las tres provincias implicadas en esta operación. Una vez guardado el cargamento y cuando pasa un tiempo, que en ocasiones son meses, la droga se mueve para darle salida hacia otros países europeos.

Las dos bandas de narcotraficantes solían utilizar camiones de gran tonelaje y vehículos de alta gama para transportar el hachís fuera de España. Mientras la droga es enviada fuera de las fronteras nacionales, los narcotraficantes vigilan las 'guarderías' del hachís dispersadas por Granada, Cádiz y Málaga con armas de guerra, según han informado a IDEAL fuentes próximas a la investigación.

El juzgado malagueña que instruye este caso mantiene el secreto sumarial desde el inicio de la operación el pasado mes de agosto.