El fuego en Sierra Nevada reaviva la necesidad de un retén de bomberos en la zona

Bomberos del Infoca en la zona arrasada por las llamas la noche del martes cerca del CAR de Sierra Nevada./RAMÓN L. PÉREZ
Bomberos del Infoca en la zona arrasada por las llamas la noche del martes cerca del CAR de Sierra Nevada. / RAMÓN L. PÉREZ

La Diputación pide colaboración para llevarlo a cabo y la Junta sostiene que carece de competencias en incendios

José Ramón Villalba
JOSÉ RAMÓN VILLALBA

La temperatura en la estación de Sierra Nevada, concretamente en las inmediaciones del CAR (Centro de Alto Rendimiento), era de 16 grados cuando se registró el incendio la noche del martes. No hacía nada de viento. Las llamas se quedaron cerca de la zona de pinar, pero no lo invadieron porque de haberlo hecho aquello hubiera sido «una tragedia» que habría podido llegar al núcleo urbano de Pradollano en pocos minutos «si llega a soplar algo de viento» y es una prueba palpable de que «urge la instalación ya de un parque de bomberos en Sierra Nevada». Las palabras son del presidente de los empresarios de la estación de esquí, Enrique de la Higuera, quien viene reivindicando desde hace años la presencia permanente de bomberos en Sierra Nevada.

Los sindicatos de bomberos hacen lo propio desde 2004 a través de distintos escritos advirtiendo del riesgo de no disponer de un retén de bomberos en Pradollano. Llegar allí cuesta 45 minutos como mínimo.

«Anoche hubo miedo e incertidumbre porque las llamas alcanzaron altura considerable y no sabíamos si llegarían al casco urbano de Pradollano donde podía haber en torno a un millar de personas. Los políticos tienen la obligación de poner remedio a este problema y no esperar a ponerse la tirita cuando ya esté la herida hecha. Diputación tiene esta responsabilidad y requiere el apoyo de la Junta o de quien sea. Por su parte, el Ayuntamiento de Monachil ya ha dicho que cede unas instalaciones».

No es la única voz escuchada ayer a favor del parque de bomberos en Sierra Nevada. «Llevamos más de quince años pidiéndolo y no nos han hecho caso. Incluso presentamos una denuncia ante la Fiscalía provincial advirtiendo del riesgo de no tener bomberos en la Sierra de forma permanente», comenta Ernesto Moreno, secretario en Granada del Sindicato andaluz de Bomberos.

45 minutos de distancia

El equipo de Bomberos de Granada tardó 45 minutos en llegar a la estación, es imposible tardar menos. «Es necesario disponer de forma permanente de un vehículo autotanque con cuatro bomberos, conductor y mando, así como de otro camión de altura con dos bomberos y conductor. Eso sería lo mínimo». La demanda de este sindicato es ampliable a todo el colectivo de bomberos de Granada.

El principal obstáculo para disponer de este retén de bomberos en Pradollano es el coste del mismo y la incapacidad de Diputación, Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Monachil para concretar un acuerdo que lo haga posible.

La competente en materia antiincendios es la Diputación provincial. «Estamos estudiando la instalación de un retén de bomberos permanente en Sierra Nevada durante la temporada de esquí, el coste que tendría y el número de efectivos necesario. Esto debemos cofinanciarlo entre todas las partes beneficiadas: Junta-Cetursa, empresas de la estación y compañías de seguros. La Diputación asumiría la parte de financiación en sustitución del Ayuntamiento de Monachil», apunta el vicepresidente de la Diputación y presidente del Consorcio provincial de Bomberos, Pedro Fernández.

Desde la Junta de Andalucía, apuntan a que hay «disposición a negociar» pero siempre teniendo en cuenta el «marco competente de cada administración», es decir, la Junta no tiene nada que ver en materia antiincendios, por tanto no pondría ni un euro encima la mesa. Su disposición sería para facilitar apoyo técnico o cesión de terrenos, básicamente.

Cesión de instalaciones

Por su parte, el alcalde de Monachil, José Morales, ha dejado bien claro que la aportación del consistorio monachilero es de ceder las instalaciones que se levantaron para el parque de bomberos con motivo del Mundial de Esquí de 1996. «Llevamos muchos años pidiéndolo porque es una necesidad».

Granada suma ya 15 años de polémica desde el primer escrito remitido por los bomberos para disponer de una dotación permanente de bomberos en Sierra Nevada. Y lo peor de todo, las Administraciones implicadas siguen sin acuerdo y no hay visos de que se ponga en funcionamiento para la próxima temporada de esquí. El incendio de 2015 que arrasó el hotel Lodge, el fuego de la pasada noche del martes cerca del CAR, el incendio de un transformador en Pradollano el pasado año... todo ello no ha sido suficiente para alcanzar un acuerdo entre las Administraciones.

El defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, emitió una resolución en octubre de 2014 a partir de una queja formal para que Diputación y Junta de Andalucía acercaran «las dotaciones necesarias» para dar una respuesta efectiva en la estación de esquí en caso de incendio. Después en 2015, se promovió una moción en el pleno de Diputación apoyada por unanimidad para habilitar un retén de bomberos permanente en Sierra Nevada. Posteriormente en 2016 hubo una denuncia de los sindicatos de bomberos ante fiscalía para impulsar la creación de un parque en la estación de esquí. Anteriormente, en los años 2004, 2006, 2008 y 2011 hay distintos escritos de sindicatos de bomberos advirtiendo de los riesgos de no disponer de un retén en Sierra Nevada. Ni el PP en su mandato de 2011-15 ni el PSOE, que la gobierna desde 1983 hasta la fecha, salvo el paréntesis antes señalado, han dado una solución a este problema.

El debate sigue abierto quince años después.

Seguimiento del suceso