Cuarto día de huelga sin ir a clase en los colegios de Bérchules y Torvizcón por el cierre de unidades y la falta de profesores

Cuarto día de huelga sin ir a clase en los colegios de Bérchules y Torvizcón por el cierre de unidades y la falta de profesores

Sarai Bausán García
SARAI BAUSÁN GARCÍAGranada

«Los niños no van a ir a clase hasta que se arregle esta situación, porque aunque nos cueste tomar esta decisión y sea difícil para nosotros que no vayan, lo hacemos por su bien, su futuro y también por el del pueblo». Miguel, como el resto de padres que el pasado martes se concentraron a las puertas de la delegación de Educación para rechazar el «cierre de unidades y la falta de profesores» en las escuelas rurales de Bérchules y Torvizcón, fue tajante sobre su postura con respecto a la huelga que iniciaron esa mañana y por la que los niños no volverían a las aulas hasta que no se solventara esta situación. Y, por cuarto día consecutivo, las clases de los Colegios Públicos Rurales (CPR) de Torvizcón y Bérchules -que tiene aulas en Alcútar y Juviles- siguen vacías y desprovistas de estudiantes, un hecho que afecta a unos 130 niños de entre 3 y 13 años.

El lugar de los niños lo han ocupado esta mañana carteles de gran tamaño dispuestos en el exterior del centro. En ellos, se denuncia la «Discriminación de la Escuela Rural. Nos somos números, somos niños« y aseguran que, desde el 17 de septiembre, las aulas de Bérchules, Juviles y Alcútar están «vacías».

Irene Avivar, vocal en la Alpujarra de la Federación Provincial de Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado de Granada FAMPA Alhambra, asegura al respecto que en Torvizcón solo ha acudido en estos días una niña de los 48 estudiantes que conforman la comunidad educativa del centro, mientras que en Bérchules han asistido tres de 60. Mari Luz Manzano, presidenta del AMPA 'Pedro Antonio de Alarcón', indica, por su parte, que se trata de tres niños de la misma familia, que sus padres trabajan y no tienen donde dejarlos y por eso lo han tenido que llevar, pero que el resto de los alumnos ha faltado a clase desde el primer día de huelga y así continuará hasta que se dé una solución. La presidenta del AMPA también explica que la falta de profesorado ha provocado que las clases de Infantil de Bérchules hayan perdido las horas de Educación Física al no contar con docentes suficientes.

«No es cuestión de las ratios, porque somos conscientes de que las cuestiones numéricas están dentro de la norma. Pero pedimos que en nuestros pueblos, que tienen riesgo de despoblación alto, se cubran nuestras necesidades», indicó el alcalde de Bérchules durante la concentración del pasado martes. A esto añadió: «Un colegio que se cierra es un pueblo que se muere, y eso es lo que queremos evitar a toda costa».

Desde el cuerpo directivo de los centros y el profesorado, aseguran que en este curso escolar se han perdido dos unidades -una en Juviles y otra en Bérchules- y como consecuencia se han perdido tres maestros.

Por su parte, la delegación de Educación de la Junta en Granada asegura que se van a recibir a los alcaldes de las localidades afectadas para darles las «explicaciones legales oportunas».