Seis municipios llegan hoy a los plenos sin conocer el partido que gobernará

Inmaculada Olea y Eduardo Jiménez, durante la firma del acuerdo de sus respectivos partidos ayer en Guadix. /
Inmaculada Olea y Eduardo Jiménez, durante la firma del acuerdo de sus respectivos partidos ayer en Guadix.

Los pactos negociados ayer 'in extremis' dejan en manos del PSOE un ayuntamiento como el de Armilla o el de Atarfe en las de Podemos

MIGUEL ALLENDE

Seis pequeños municipios de la provincia de Granada -Albuñuelas, Cacín, Caniles, Dólar, Dúrcal y Huéneja- no tenían cerrados ayer los pactos entre diferentes partidos políticos como para que en los respectivos plenos de hoy supiésemos de antemano quién va a gobernar. No, al menos, hasta la hora de cerrar la edición de este periódico. Es un número muy reducido de ayuntamientos donde no hay acuerdos conocidos, máxime si se toma en consideración que tan sólo 48 horas antes eran más de 40 -entre ellos 14 de los 20 más poblados- los que estaban en esa misma situación.

La jornada de ayer fue ciertamente intensa en la negociación entre unos partidos y otros. Baste señalar a este respecto que los pactos dieron finalmente sus frutos en todos y cada uno de los ayuntamientos de la provincia donde los futuros alcaldes se jugaban el gobierno en esas negociaciones. De esta manera, de los 22 municipios donde el PSOE había conseguido mayoría relativa -estaba obligado a pactar para garantizarse estar al frente de la corporación-, en 16 el acuerdo había sido cerrado y en el resto se seguía negociando para intentar alcanzar un pacto antes de que se celebren los plenos de investidura en la jornada de hoy.

El vicesecretario general del PSOE de Granada, José Entrena, manifestó a este periódico que las agrupaciones locales de su partido eran las que defendían la negociación en esos pactos. «Confiamos en que los que restan por cerrar, se puedan materializar a lo largo de lo que queda de jornada de hoy (por ayer, viernes) y acudamos a los plenos con el grueso de las alcaldías definidas», dijo.

Dos importantes excepciones para el PSOE son las de Iznalloz y Purullena. En el primero de esos municipios, pese a que las siglas socialistas consiguieron el mayor número de concejales, seis, lo cierto es que gobernará el PP, que obtuvo cinco ediles, con el apoyo de los dos de una formación independiente como es el Pimog. En el caso de Purullena, y pese a que también el PSOE sacó mayor número de concejales, cinco, será el PA quien gobierne con el apoyo en este caso del PP, que obtuvo un edil.

Por lo que respecta a los 16 consistorios en los que fue el PP el que consiguió mayoría relativa, a la hora de escribir estas líneas tenía garantizados cuatro. Siete se le escapaban en favor del PSOE y otros dos más -Pinos Genil y Quéntar- en beneficio de otros partidos.

Especial mención merece Atarfe, tradicional bastión socialista durante 32 años y en el que gobernará Por Atarfe Sí (PASI), auspiciado por Podemos, en función de los seis concejales obtenidos y de la postura de otras siglas. Según pudo conocer ayer IDEAL, el PASI contará con la abstención de Ciudadanos y del PP, y el voto favorable del PG. Sólo el PSOE se votará a sí mismo.

Albolote y Armilla

Dos grandes municipios del Área Metropolitana como son Albolote y Armilla también resolvieron con anticipación sus respectivos gobiernos municipales. En el primero de los casos, un acuerdo tripartito conseguirá llevar la alcaldía a Concepción Ramírez Marín, que será investida como alcaldesa, pese a que fue el PP el más votado. El PSOE ha tenido que pactar con IU-Ganemos Albolote para la Gente, liderado por José González, con tres concejales, y contar también con el apoyo de Ganar Albolote, vinculado a Podemos y liderado por Amanda Rodríguez. Ayer, viernes, la asamblea interna de IU-Ganemos Albolote por la Gente se reunió tras haber llegado a un acuerdo para apoyar la investidura de Ramírez como alcaldesa, aunque el líder de este partido político, José González, indicó que aún estaban negociando un posible acuerdo de gobierno, que debe refrendarse en la asamblea interna de IU.

Por su parte, la localidad de Armilla también mantuvo la tensión de los pactos hasta el último momento. El socialista Gerardo Sánchez se mantendrá al frente de la alcaldía tras la firma de un acuerdo de gobernabilidad alcanzado con IU-CA y un «acuerdo marco de prioridades en la gestión municipal» con Ahora Sí, que asegura el respaldo suficiente para que en la sesión de investidura prospere su candidatura socialista en el pleno constitutivo de hoy. Este acuerdo refleja la voluntad manifiesta del ganador de las elecciones municipales, Gerardo Sánchez, de garantizar acuerdos a la alcaldía de un gobierno socialista que «marcarán la forma de gobernar en Armilla durante los próximos cuatro años». En esta localidad, el triunfo socialista, que doblaba de largo al PP en número de concejales, no era suficiente puesto que otras combinaciones podrían haberle arrebatado a Sánchez la vara de mando como alcalde.

Guadix y Huétor Vega

Inmaculada Olea será la primera alcaldesa de la historia de Guadix. PSOE y Gana Guadix acudirán hoy de la mano al pleno de constitución de la corporación municipal tras firmar un acuerdo en el que los segundos se comprometen a apoyar la investidura de Olea como alcaldesa. Por su parte, el PSOE accitano acepta al desarrollo de los once puntos de los que se componen el documento negociado con Gana Guadix. Según los firmantes, el acuerdo permitirá el desarrollo de políticas progresistas en la ciudad.

Además de los cabeza de lista de las dos formaciones, Inmaculada Olea y Eduardo Jiménez, al acto también acudieron representantes de ambas formaciones. El acuerdo de investidura ha sido rubricado por los representantes de la Asamblea Ciudadana Gana Guadix, Eduardo Jiménez y Ángel Úbeda, y por la concejala electa socialista, Inmaculada Olea, y el secretario general del PSOE de Guadix, José Martínez Olmos. Según destacaron ambas formaciones, el documento responde al mandato de diálogo impuesto por los ciudadanos a través de las urnas el pasado 24 de mayo.

El concejal electo de Gana Guadix, Eduardo Jiménez, aseguró tras la firma que tras el acuerdo «subyace de la decisión de los ciudadanos es el cambio en el estilo y el fondo de hacer la política en la ciudad; hay una nueva etapa, donde hay que inventar nuevas formas de hacer política», informa J. J. Pérez.

Otra localidad de peso en la provincia, como es Huétor Vega, en la que el PP consiguió el mayor número de concejales -ocho- ha conseguido que la alcaldía quede en manos populares gracias al pacto alcanzado en este caso con Ciudadanos. Mariano Molina podrá gobernar sin mayores problemas.