La parada en Andaluces resta 42 buses a Marín Ocete

La nueva parada en Andaluces./RAMÓN L. PÉREZ
La nueva parada en Andaluces. / RAMÓN L. PÉREZ

Tres líneas metropolitanas cambian de cabecera para reducir la contaminación junto al colegio Luis Rosales

Javier Morales
JAVIER MORALES

Tres rutas de autobús del Consorcio de Transporte Metropolitano trasladaron ayer su habitual 'cabecera' en la capital desde la calle Rector Marín Ocete a la plaza de Andaluces. Las líneas afectadas son la 117 (Granada-Pantano de Cubillas), 123 (Granada-Polígono Juncaril-Albolote por Carretera de Jaén) y 215 (Granada-Deifontes). El cambio supone la retirada de 42 autobuses de la puerta del colegio Luis Rosales, cuya comunidad educativa ha protestado durante los últimos meses a causa de los problemas de contaminación que sufrían los alumnos por la «estación» instalada a unos metros del centro.

El pasado 1 de febrero, con motivo de la visita a Granada de la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, el Ayuntamiento acordó con la empresa que gestiona las infraestructuras ferroviarias la cesión durante cuatro años de una de las dársenas de Andaluces para reubicar allí las cabeceras de algunas líneas. Allí quedaron instaladas hace una semana las dos marquesinas estrenadas ayer. Es una medida provisional, contemplada desde hace meses por el Consorcio de Transporte mientras avanzan las negociaciones para construir un intercambiador de transportes en los terrenos de Adif ubicados tras la parada del metro.

Ayer, un cartel en la antigua parada indicaba el cambio. Allí, en Rector Marín Ocete, los operarios de Movilidad pintaron a lo largo de la mañana los nuevos aparcamientos de zona azul que ya ocupan el espacio de la antigua parada. Durante los próximos días habrá mejoras en la señalización del resto de paradas, con el objetivo de facilitar las maniobras de los buses, donde siguen recogiendo pasajeros 164 vehículos metropolitanos.

Para la presidenta de la Ampa del colegio Luis Rosales, Fátima Montero, se trata de un buen gesto. No obstante, confía en que haya nuevos cambios de líneas a otros puntos de la zona. Madres, padres y alumnos del colegio mantendrán las protestas puntuales, ataviados con mascarillas, con el objetivo de que haya nuevos traslados mientras llega el proyecto «a largo plazo» de un intercambiador de vehículos en los solares de Adif. Montero recuerda que las paradas frente a los comedores universitarios –de donde el actual equipo de gobierno municipal retiró los buses urbanos– eran provisionales, «y llevan allí nueve años».

Nueva zona azul en Marín Ocete.
Nueva zona azul en Marín Ocete. / RAMÓN L. PÉREZ

En las nuevas marquesinas frente a la estación de tren, la mañana transcurrió con normalidad y sin incidentes, como destacó el gerente del Consorcio de Transporte Metropolitano, Christian Muñoz. «El siguiente paso son las reformas en Marín Ocete para que la maniobra de entrada y salida de los autobuses sea limpia», explicó ayer. Por el momento, descarta abordar nuevas reubicaciones de cabeceras a otros puntos de la zona.

El traslado de las paradas implica también una modificación en la zona de estacionamiento de los autobuses de Renfe en espera para conectar con el AVEen Antequera, que ahora quedan situados en una esquina de la plaza. No obstante, la recogida de los pasajeros de la combinación bus-tren seguirá en la misma dársena.