La Junta estudia la petición para traer a Granada al niño preso en Cali con su madre

El pequeño, de dos años, en una foto de finales de julio, tras recibir la visita en la prisión de Jamundí de la Fundación +34./FUNDACIÓN +34
El pequeño, de dos años, en una foto de finales de julio, tras recibir la visita en la prisión de Jamundí de la Fundación +34. / FUNDACIÓN +34

La Fundación +34 presentó una petición para obtener una subvención pública destinada a andaluces en situación extrema en el exterior

Yenalia Huertas
YENALIA HUERTASGRANADA

La Fundación +34, que ha puesto en marcha una campaña para ayudar a una madre granadina que está presa con su hijo de dos años en una prisión de Cali (Colombia), ya ha iniciado las gestiones para recabar respaldo institucional. Según su director, Javier Casado, se ha contactado con la Secretaría de Acciones de Exterior de la Junta de Andalucía y, hace unos días, se pusieron los hechos en conocimiento del Defensor del Pueblo Andaluz.

Por ahora la lucha está centrada en que la justicia de ese país conceda a la granadina que permanezca en arresto domiciliario el tiempo de la condena que le queda. Fue detenida en abril de 2017 tras ser sorprendida con droga -un kilogramo de cocaína- en el aeropuerto internacional Alfonso Bonilla de Cali y se le impusieron tres años de prisión. El pequeño, J., tiene actualmente dos años. Tenía sólo ocho meses cuando su mamá fue pillada con la droga.

La Junta de Andalucía dijo ayer a IDEAL tener constancia de que la Fundación +34 se presentó este verano a una convocatoria de ayudas para andaluces en una situación de extrema necesidad en el exterior, la cual fue publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) en julio. Actualmente, según las fuentes consultadas, permanece abierto el procedimiento administrativo y «se está estudiando» la propuesta de la Fundación +34.

Entre las acciones que pretende llevar a cabo la fundación está buscar un inmueble en una zona no peligrosa de la ciudad colombiana de Cali para que pueda residir esta madre de Granada con el niño, en caso de que el juez acceda a que acabe de cumplir lo que le queda de condena con arresto domiciliario.

Por su parte, fuentes de la oficina del Defensor del Pueblo Andaluz indicaron que una vez se reciba la queja de esta fundación, se decidirá en un plazo de 15 días si se admite a trámite la denuncia. Si es así, se decretará a continuación si se tramita a través del área de Justicia o a través del área de Menores, para luego dar traslado a la institución a la que se considere que hay que dirigirse. Al ser un asunto de competencia nacional, previsiblemente todas las gestiones se realizarían a través del Defensor del Pueblo Nacional.

Como ayer informó este diario, no es la primera vez que gracias a la intervención de la Fundación +34, que presta asistencia a los españoles que se encuentran desamparados en cárceles extranjeras, se consigue el traslado de un recluso a nuestro país, que sería la segunda vía posible para ayudar a esta granadina.

Medellín y Lima

Ya ocurrió con una joven de Almuñécar que en 2016 fue trasladada a España desde Medellín, donde se encontraba cumpliendo arresto domiciliario con sus hijos. Hay otro caso más reciente, según detalló Javier Casado: el de otro menor de tres años, de padres zaragozanos, que nació en una cárcel de Perú. El niño se encontraba en una prisión de Lima, donde su madre cumplía también condena por narcotráfico, según informó en su día El Heraldo de Aragón. Gracias a la intervención de la fundación, a finales de junio se le consiguió traer por fin a España. Actualmente hay 947 españoles presos en distintas cárceles del mundo, pero sólo un niño: este pequeño granadino, a quien los responsables de Fundación +34 (recibe su nombre del prefijo telefónico internacional) prometieron en julio una vida mejor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos