La Junta anuncia en Granada subidas de salario y mejoras laborales para evitar la fuga de médicos

El consejero de Salud y Familias de la Junta, Jesús Aguirre, durante su comparecencia en el desayuno informativo celebrado en el hotel Santa Paula. /ALFREDO AGUILAR
El consejero de Salud y Familias de la Junta, Jesús Aguirre, durante su comparecencia en el desayuno informativo celebrado en el hotel Santa Paula. / ALFREDO AGUILAR

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, participó ayer en el desayuno informativo organizado por IDEAL, con el patrocinio de Rovi

Sarai Bausán García
SARAI BAUSÁN GARCÍAGranada

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía luchará para atraer y mantener a los profesionales sanitarios de toda Andalucía mediante mejoras laborales y salariales. Así, busca evitar la «fuga de batas blancas» que se ha producido en los últimos años y que ha provocado que distintas zonas de la comunidad autónoma tengan problemas para encontrar médicos. Así lo destacó ayer el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, durante el desayuno informativo organizado por IDEAL en el hotel AC Santa Paula de la capital granadina, con el patrocinio de Rovi.

Durante la cita, a la que asistieron diversas personalidades del ámbito político, sanitario y empresarial de toda Andalucía, el consejero explicó cómo esperan implantar esta mejora en cada una de las provincias andaluzas: «Queremos devolverles el esfuerzo que realizan nuestros profesionales con un plan de apoyo que acumula medidas como un aumento del 2,2% de las retribuciones, la recuperación del 5% de la retribución variable, el incremento de más de 120 plazas de MIR y la incorporación de profesionales nuevos, sobre todo en atención primaria».

Asimismo, indicó que se ha aprobado un plan vacacional para asegurar la correcta cobertura del personal con 18.000 contratados, «un 14% más que en 2018». Para reforzar las plantillas, también se ofrece a los profesionales sanitarios acceder de forma voluntaria a un bonus de 140 euros por cada día que trabajen en horario de tarde en un turno de cuatro horas.

Una de las quejas que continuamente se ha extendido entre los profesionales sanitarios son los contratos de corta duración, que en ocasiones no superaban la semana. Para acabar con esta problemática, desde la consejería se han erradicado estos acuerdos laborales y ahora lo mínimo son seis meses de duración. «Así evitamos la fuga de batas blancas y conseguimos traerlos aquí, porque hacen mucha falta».

Otro de los baches que en los últimos años se están encontrando desde la Consejería es la dificultad de contratar profesionales en las zonas de difícil cobertura ante la negativa de los facultativos de desarrollar su labor en zonas rurales o con menor posibilidad de promoción o formación continuada. Es lo que sucede, según explicó Aguirre, con zonas como Baza, Guadix o Montefrío. Por ello, van a presentar un plan para que desarrollen su actividad en estas zonas tenga un plus de tiempo trabajado que cuente como mayor experiencia que en otros entornos. Además, se plantea que estos profesionales cobren más que el resto de sus compañeros para hacer atractivos estos puestos.

Fin a las agresiones

Los datos que manejan desde la consejería de Salud es que el pasado año se produjeron 83 agresiones a sanitarios, de los que 59 tuvieron como las víctimas a mujeres. De estas más de 80, 25 fueron físicas. «Vamos a hacer un nuevo plan contra las agresiones al personal sanitario para actuar cuando suceda, pero también antes para conseguir prevenirlo», señaló.

Para Aguirre, los retos a los que tienen que hacer frente desde su cartera se centran en el envejecimiento de la población, la baja natalidad y la prevalencia de enfermedades crónicas. Por ello, el presupuesto refleja «el mayor incremente de la historia en dependencia». «En el presupuesto que preparamos para lo que queda de 2019, Salud ocupa 10.600 millones, lo que representa el 29% del gasto total», afirmó Aguirre, licenciado en Medicina por la Universidad de Córdoba, su ciudad natal.

Después de recopilar todos los datos necesarios, se han dado cuenta de que el modelo sanitario de esta consejería debe diferir del anterior pues «el paciente ha evolucionado y la mayoría son crónicos, pluripatológicos, plurimedicados».

Médicos en los hogares

Para poner el punto de mira en estos pacientes, se creado una dirección general de cuidados sociosanitarios para atenderles en su propio hogar o en la residencia en la que se encuentren. «Así, somos nosotros los que nos desplazamos a la casa del paciente». De igual modo, el consejero explicó que pretenden convertir la atención primaria en el eje central del servicio público de salud mediante una reforma que «desburocratice» la actividad y reduzca a 30 las consultas atendidas al día por un médico para que los profesionales tengan un mínimo de diez minutos por paciente. «Garantizamos que trabajen con tiempo y que puedan empatizar y mirar a los ojos y no solo al ordenador», afirmó.

Antiguo clínico

En cuanto a la fecha en la que se implantarán las unidades para tratar los trastornos en la conducta alimentaria, señaló que se van a crear dos unidades y que esperan que estén en marcha entre octubre y noviembre, pero aún no saben el emplazamiento que tendrán, «pero queremos que haya una en la zona oriental y otra en Andalucía occidental».

Preguntado sobre el uso que se le dará al antiguo clínico de San Cecilio, Aguirre afirmó que «la salida va a ser sanitaria» y que se baraja, entre otras opciones, usarla para los pacientes de salud mental o como hospital de media y larga estancia.

Aguirre es consciente de que queda mucho por hacer, pero aseguró que «estamos trabajando muchísimo y lo vamos a seguir haciendo porque lo hacemos por los andaluces».

La farmacéutica Rovi, a un paso de tratar la esquizofrenia

«Rovi es una empresa muy vinculada y arraigada en Granada que confía especialmente en Andalucía y, en esta ciudad, desde 2005, año en el que decidió apostar por el PTS, para lo que ha destinado más de 68 millones de euros». Así presentaba ayer el director de este periódico, Eduardo Peralta, al patrocinador del desayuno informativo que se llevó a cabo en el hotel AC Santa Paula, los Laboratorios Farmacéuticos Rovi.

Un encuentro en el que se puso de manifiesto la importancia del trabajo realizado por este laboratorio líder en el mercado de las heparinas de bajo peso molecular que cuenta con 1.300 empleados gracias a la apertura de nuevas filiales en Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y Polonia, que se unen a sus sedes de Portugal y España. Tal y como indicó Eduardo Peralta, todo esto «la convierten en una compañía de referencia que confía en el tejido industrial español para investigar y fabricar medicamentos que llegan a todos los rincones del mundo».

Como ejemplo de la importancia que tiene para la sanidad su actividad, el director puso de manifiesto una de las investigaciones que dirige esta farmacéutica y que encara la recta final hacia la comercialización de un nuevo medicamento para el tratamiento de la esquizofrenia. Se trata del ensayo clínico Prisma-3, que acaba de finalizar el programa de investigación de una nueva tecnología de liberación prolongada de un fármaco aplicada a un tratamiento para la esquizofrenia. Esto se consigue tras once años de trabajo continuado perfeccionando un antipsicótico inyectable de administración mensual que podría mejorar el cumplimiento terapéutico de estos pacientes.