«Es incomprensible que el violador no tenga libertad vigilada. ¿Cómo controlarán la orden de alejamiento a las víctimas?»

«Es incomprensible que el violador no tenga libertad vigilada. ¿Cómo controlarán la orden de alejamiento a las víctimas?»

La asociación de mujeres Clara Campoamor, indignada por la concesión del tercer grado a Juan Carlos G. R., acusado de veinticuatro agresiones sexuales

José Ramón Villalba
JOSÉ RAMÓN VILLALBAGranada

La presidenta de la asociación Clara Campoamor, Blanca Estrella, ha mostrado su indignación por la decisión de conceder el tercer grado a Juan Carlos G. R., el violador en serie que tiene a sus espaldas trece agresiones sexuales y 11 más en grado de tentativa. «¿Qué pasará ahora con las víctimas, cómo controlarán la orden de alejamiento existente hacia esas mujeres?», se pregunta la máxima responsable de la asociación con más solera en el país en la lucha por los derechos de la mujer y que en más de una ocasión ha pedido ya la prisión permanente revisable para delitos tan graves como la violación en serie.

«Lo justo en estos casos es aplicarle cualquier beneficio penitenciario sobre la totalidad de la condena (en este caso los 271 años) y no sobre los veinte que estaba previsto que cumpliera. Por qué cumple solo veinte años y no el máximo de 30 años», denuncia.

Blanca Estrella, responsable de esta asociación que nació en los albores de 1985 a nivel estatal, se ha manifestado públicamente contra «lagunas» por el poder judicial en algunas sentencias por violación. Así, en 2016 el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) archivó la denuncia que la asociación Clara Campoamor presentó contra una juez de Vitoria que en el interrogatorio a una víctima de violencia de género le preguntó si había cerrado bien las piernas para tratar de evitar que fuera violada. Blanca Estrella dijo en aquel entonces que el «poder judicial» se había cargado el principio de «no es no» en los casos de violación.

«No es comprensible que en estos casos de violación no se haya impuesto una libertad vigilada al violador que está en la cárcel de Granada para que una vez que termine de cumplir su condene esté controlado». Blanca Estrella ha puesto a disposición de las víctimas de este violador la asociación Clara Campo Amor y ha reiterado que en estos casos es firme partidaria «de la prisión permanente revisable».