Cae una fuerte granizada sobre Granada capital y el área metropolitana

La capital granadina y municipios como Huétor Vega y Monachil fueron los mas afectados por la caída de granizo, que no originó grandes problemas

J. R. V.Granada

Granada y buena parte de la zona sur del cinturón metropolitano recibieron ayer tarde una corta aunque intensa granizada que no originó grandes destrozos. Muchos ciudadanos fueron sorprendidos en la calle por la granizada en sandalias y manga corta, lo que provocó que las bocanas del metro se convirtieran en refugios improvisados para esos granadinos que aún lucían el pantalón y la camiseta de manga corta.

Monachil, Huétor Vega y Granada fueron las zonas donde el granizo arreció con más fuerza para dar paso, poco después, a la lluvia que tampoco provocó grandes desaguisados. Bomberos acudieron a la terraza de un edificio en el Camino Bajo de Huétor número 88 donde la acumulación de agua puso en vilo a los vecinos ante el temor del posible hundimiento de la azotea. Finalmente no ocurrió nada. Poco después, se repetía la misma escena en Hiperdeluz, donde tampoco se registraron mayores problemas.

La tormenta, registrada sobre las 16.30 horas aproximadamente, ha causado además varias incidencias en otros puntos de Granada capital y Chauchina, según ha informado el 112, que ha indicado que tiene constancia de que se trata de afecciones leves por anegaciones de calles y alguna vivienda.

Los túneles subterráneos de la capital granadina tampoco se vieron desbordados por la manta de agua y los sumideros lograron evacuar todo el líquido, que en otras ocasiones obliga a cerrar estos pasos.

Lo más curioso de todo fue el manto blanco que la granizada dejó en el pico del Veleta, por encima de los 2.500 metros de altitud. Las temperaturas mínimas se mantendrán sin cambios este domingo y por las noches se registrarán mínimas de 16ºC en Granada, mientras que cinco provincias estarán en riesgo por lluvias, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Después de la granizada, la lluvia y la tormenta eléctrica, el sol volvió a lucir en la provincia granadina.