Cuatro tramos y unos 50 kilómetros de la A-92, en obras este verano

Cuatro tramos y unos 50 kilómetros de la A-92, en obras este verano

Las lluvias han retrasado las actuaciones, algunas con carácter urgente porque ponen en riesgo la seguridad de los usuarios

Vanessa Sánchez
VANESSA SÁNCHEZGranada

La Junta de Andalucía comenzó diferentes obras de mantenimiento de la A-92 el pasado 20 de junio. En total son cuatro los tramos que han sido o van a ser renovados. Según el delegado de Fomento de la administración autonómica, José Antonio Martín Núñez, las frecuentes precipitaciones de la pasada primavera han impedido que se pudiesen realizar estos trabajos fuera del periodo de vacaciones. Además, la abundancia de lluvia ha empeorado el estado en el que se encontraba el pavimento de algunos tramos de esta vía.

Los cuatro tramos que se han ejecutado, en parte, son desde Guadix hasta La Calahorra, entre los kilómetros 295 y 308; un trozo en el cruce de Purullena , alrededor de los kilómetros 285 al 292; desde Loja, pasando por Salar a Huétor Tájar (kilómetros 176,5 al 202,5) y el viaducto de mayor longitud de la A-92, situado en la zona de Huétor Santillán, con trabajos entre el kilómetro 253 y el 269.

Esta última obra aún está sin ejecutar pero según señaló el delegado de la Junta de Andalucía, se ha cerrado al tráfico un carril en cada sentido para asegurar las reparaciones de las juntas de dilatación de la vía.

Aunque el presupuesto para esta intervención concreta está aún por estimar, el consejero de la Junta de Andalucía anuncia una inversión de 1,68 millones de euros para el pavimento y otros arreglos en el citado trecho. A esta cantidad se le suman los 2 millones de la primera actuación en Guadix y otros 600.000 euros en la zona de Loja. Más de 4 millones de euros para unas obras necesarias: «Para mantener las cosas hay que hacer obras y este tipo de actuaciones requiere unas condiciones muy concretas», declaró a IDEAL José Antonio Martín. El responsable en Granada de Fomento zanjaba así la polémica del pasado domingo cuando el tráfico por la A-92 se vio afectado por las obras que se estaban llevando a cabo desde la zona de Guadix hasta La Peza. Muchos conductores se quejaron entonces de «tardar una hora para recorrer apenas ocho kilómetros», según señalaron a IDEAL.

Para evitar una situación similar, la delegación de Fomento de la Junta de Andalucía, coordinada con la Dirección General de Tráfico, ha suspendido de forma temporal la intervención en el tramo entre Loja, Salar y Huétor Tájar. En las actuaciones de Guadix y Purullena se estaba haciendo por partes. El delegado explicó que en su ejecución «se habilitó un 'transfer', es decir, se cortaron todos los carriles de un sentido de la vía y se estableció doble sentido en el otro», debido al intenso tráfico de estos días en los que el periodo de vacaciones en la región, se suma a la Operación Paso del Estrecho y a que se trata de una de las «carreteras más transitadas» según el delegado. Por eso, se aplaza la ejecución de estas obras sin haberlas concluido.

Principio y fin de los atascos en Guadix

El delegado no descartó que vuelva a hacerse otro 'transfer' durante este verano para continuar los trabajos. A diferencia de los tramos de Guadix y Purullena, el trecho de Loja no se está fresando –levantando el asfalto– ni asfaltando de forma completa, «se arreglan las zonas en peor estado», precisó Jose Antonio Martín. «Los trabajos se están realizando de forma rápida y eficiente», agregó José Antonio Martín, pero aún así no lo suficiente para evitar aglomeraciones de tráfico como la del pasado domingo.

En el tramo de Guadix se iniciaron las obras el pasado 20 de junio y se concluyó el fresado y asfaltado el 4 de julio; en Purullena se ha finalizado de la misma forma el pasado lunes, 9 de julio, pero ninguna de las dos obras está completa. Falta el balizamiento, la pintura y las juntas de dilatación, trabajos que el delegado señaló que se realizarán en otoño.

Con restricción indefinida

El único tramo de la A-92 que presenta cortes de un carril en sendos sentidos en estos momentos es entre los kilómetros 253 y 269, cerca de Huétor Santillán. En este trecho se encuentra el viaducto de mayor longitud de toda la A-92. El puente tiene dos juntas de dilatación en ambos extremos. Según el delegado de Fomento, las piezas que se asimilan a unos peines entrecruzados, se encuentran «en muy mal estado debido al desgaste producido por la vibración del paso de camiones y otros vehículos y del tiempo». Para su sustitución se ha abierto una contratación «por vía de emergencia». José Antonio Martín expresó a este medio que «desearía que fuera mañana» cuando comenzasen estos trabajos. Pero hasta que concluya el procedimiento administrativo, las juntas de dilatación se están reparando. Por este motivo, el viaducto solo tiene disponible la mitad de los carriles habituales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos