No son medusas: las misteriosas criaturas que plagan las playas de Almuñécar

No son medusas: las misteriosas criaturas que plagan las playas de Almuñécar
Javier Yáñez

Han aparecido por todo el litoral granadino | Un experto descubre qué son estos pequeños invertebrados

MERCEDES NAVARRETEAlmuñécar

¿Plásticos? ¿Medusas? La aparición de pequeños invertebrados cristalinos con forma de tonel y textura gelatinosa en las playas de Almuñécar ha sorprendido a los bañistas y se han convertido en la sensación de la mañana. No paran de hacerles fotos y de preguntarse qué son. Se pueden ver en playas como Cotobro, San Cristóbal y Cantarriján. Pues bien, responden al nombre de salpas.

Otros animales en playas

Y es que los bañistas de la Costa granadina están acostumbrados a la aparición esporádica de medusas pero no a estas criaturas, que han supuesto toda una novedad. De hecho, las redes sociales se están llenando hoy de fotos de estos invertebrados en distintos puntos del litoral granadino como Calahonda, Salobreña o Torrenueva, no solo en Almuñécar.

Rafael Jiménez, experto del Observatorio del Mar, desvela el misterio para IDEAL: «Se trata de salpas, unos taliáceos invertebrados que no pertenecen a la familia de las medusas, por lo que no son urticantes ni suponen ningún peligro para los bañistas».

«Su nombre cienfíco es Salpa fusiformis. Se pueden tocar, sin problema, no son urticantes. Es un tunicado pelágico, no son peces, son gelatinosos y hermafroditas y se reproducen en colonias«, explica el experto biólogo.

«Se pueden tocar, sin problema, no son urticantes. Es un tunicado pelágico, no son peces, son gelatinosos y hermafroditas y se reproducen en colonias» Rafael Jiménez, experto del Observatorio del Mar

Técnicamente, según Jiménez, no se trata de una plaga sino de lo que los biólogos llaman un 'bloom', término inglés que hace referencia a una «floración máxima».

«Suelen aparecer después de los temporales. Otros años probablemente hayan aparecido antes de la época de baño y por eso no son familiares para los bañistas. Sin duda es un episodio raro, habría que hacer un estudio», concluye.