El emocionante rescate del velero varado gracias a la ayuda de los bañistas de Salobreña

Bañistas de la playa Punta del Río de Salobreña ayudando a reflotar el velero. /Javier Martín
Bañistas de la playa Punta del Río de Salobreña ayudando a reflotar el velero. / Javier Martín

«Ha sido fantásico, me ha ayudado gente que no conocía de nada», ha asegurado conmovido el propietario del Wasda

Mercedes Navarrete
MERCEDES NAVARRETEMotril

España es solidaria y Salobreña es solidaria. Hay muestras de ello en todas partes y hoy ha quedado demostrado en la playa Punta del Río de Salobreña, donde los bañistas que se encontraban disfrutando de la tarde de playa no lo han dudado y se han puesto arrimar el hombro para reflotar el velero que llevaba cuatro días varado en la arena, por culpa del temporal.

Hace dos días Martín Barufaldi, argentino afincado en Salobreña, pedía ayuda e ideas a través de IDEAL para intentar salvar su embarcación, después de realizar varios intentos infructuosos para sacarla de la playa. Este miércoles gracias a la generosidad de sus vecinos, la misión está cumplida.

Días de espera

El wanda, así se llama el velero, volvía al agua a las siete y media de esta tarde y ponía rumbo con las velas desplegadas en dirección al puerto de Motril, donde tendrá que ser reparado por los daños que ha sufrido.

El rescate no ha sido fácil y en él han participado más de una veintena de bañitas que han ayudado a las maniobras tumbando primero el barco, para que la quilla de 1,7 metros de calado no sufriera daños y después arrastrándolo con cuerdas hasta el agua. Una lancha también ha colaborado para remolcar el barco desde el agua.

«¡Vamos, que esto está hecho!», «¡Una cerveza fresquita que hace mucho calor», se animaban unos a otros, formando una cadena humana, a la vez que se coordinaban para tirar de la cuerda junto a los tripulantes de la lancha.

Cuando el barco alcanzó el agua, todos lo rodearon para dar el último empujón. La maniobra más emocionante, que celebraron con gritos desde la lancha y en la playa.

«Muchas gracias, no se cómo agradecer lo que han hecho a todos los que estaban en la playa, a gente que ni conozco, ha sido fantástico«, ha señalado emocionado Barufaldi.

Gracias a la solidaridad de los bañistas de Salobreña, el Wasda vuelve así a navegar y ha puesto rumbo a una interesante nueva vida. Y es que su dueño ha anunciado que va a ceder esta embarcación privada a la asociación Ecologistas en acción Costa de Granada, a la que pertenece, para luchar contra la contaminación del litoral. Además el velero participará en un proyecto de avistamiento y conteo de cetáceos en el mar de Alborán.