Piden ayuda para rescatar un velero varado por el temporal en la playa de Salobreña

El velero varado en la playa de la Cagaílla de Salobreña. /Javier Martín
El velero varado en la playa de la Cagaílla de Salobreña. / Javier Martín

El barco, de 8,75 metros de eslora y 1,7 metros de calado, lleva desde el domingo tumbado en la arena por el temporal sin que su dueño consiga sacarlo

Mercedes Navarrete
MERCEDES NAVARRETEMotril

Un velero de 8,75 metros de eslora, 2,90 de manga y 1,7 metros de calado permanece desde este domingo día 7 de julio varado por culpa del temporal en la playa Punta del Río de Salobreña.

Su propietario, Martín Barufaldi, explica a IDEAL que navegó el pasado viernes desde Adra con un amigo y su hijo a bordo y ancló el sábado el velero en la playa de Salobreña, en la zona del club 18 nudos. «En la noche del sábado se levantó mar de fondo, oleaje y temporal y arrancó la cadena de sujeción del ancla, por eso terminó varado. Intentamos sacarlo el domingo con otra lancha y resultó imposible por las condiciones del mar y el viento. Incluso una patrullera de Aduanas intentó ayudarnos sin éxito. Hoy lunes la mar está aún peor, viene temporal de poniente, habrá que esperar», explica a IDEAL el propietario del velero, que está preocupado y desesperado por la situación.

Barufaldi teme que el barco sufra daño «porque tiene 1,70 de quilla y no hay profundidad y hay mucha piedra, va a sufrir destrozos cuando lo saquemos arrastrando».

Más información

«Pido a algún alma caritativa que nos sugiera ideas para sacar de ahí el barco. Alguien que tenga ideas y experiencia y me ayude. La Guardia Civil del Mar también ha estado aquí y han sido muy profesionales y empáticos con la situación, no tengo más que palabras de agradecimiento», añade el propietario del velero.

Por suerte, los tres tripulantes del velero no estaban a bordo en el momento en el que quedó a la deriva y finalmente la embarcación se ha quedado tumbada contra la costa, en la arena. «Si no se hubiera destrozado», indica.

«Ruego a alguien que nos de ideas, a alguna escuela de navegación, club o algo y que nos eche una mano, que podamos salir de esta y pagarle pero poco a poco», apunta el propietario.

Temas

Adra, Playa