Armas pide tres meses más de plazo para poner un barco mejor en la línea entre Melilla y Motril

El Volcán de Tauce es el barco que opera la línea entre Motril y Melilla actualmente/JAVIER MARTÍN
El Volcán de Tauce es el barco que opera la línea entre Motril y Melilla actualmente / JAVIER MARTÍN

La naviera llegó a un acuerdo con el puerto motrileño por el que a 28 de diciembre tenía que haber cambiado el barco, pero ha pedido una prórroga

REBECA ALCÁNTARAMotril

La llegada del nuevo barco que operará la ruta entre Motril y Melilla se retrasa. En agosto el puerto motrileño anunciaba que se había conseguido un compromiso de la naviera Armas para que FRS trajera un buque mejor en un plazo de cinco meses. A cambio el puerto autorizaba a Armas a ceder el uso parcial de la terminal de pasajeros que tiene concesionada en el muelle de Levante a la compañía FRS. El plazo se cumplía el 28 de diciembre y el nuevo ferri no ha llegado. La naviera ha solicitado una prórroga de tres meses, que empezó a contar desde ese día 28, y que estaba contemplada en el acuerdo inicial.

¿Por qué necesitan más tiempo? La razón es sencilla: están buscando un barco que se adapte a las exigencias que ha puesto Motril sobre la mesa, y no está siendo sencillo. Aunque no han trascendido los detalles de las características que tendrá que tener este barco, sí se sabe que la intención es que tenga más capacidad y sea más rápido para poder ofrecer a los viajeros un servicio similar al que se daba con el Volcán de Tinamar, el barco de Armas que operaba la línea hasta hace unos meses.

Desde el puerto motrileño explican que estos tres meses son la única prórroga que puede tener la empresa. Cuando llegue el 28 de marzo, por tanto la naviera habrá agotado su tiempo.

La prórroga, no obstante, está aún en tramitación. Tiene que pasar por la Comisión Nacional de loo Mercados y la Competencia (CNMC) que fue quien en su día obligó a Armas a, entre otras cosas, ceder la línea de Motril con Melilla a FRS para poder culminar la compra de Trasmediterránea. Una vez que esta comisión dé luz verde, tendrá que pasar por Consejo de Administración del Puerto de Motril. En cualquier caso, el plazo empezó a contar desde final de diciembre.

Para solicitar esta prórroga, la empresa ha tenido que ofrecer unas justificaciones razonables. Desde el puerto, afirman que tanto Armas como FRS tienen buena disposición para el cambio de barco, pero que encontrar un buque que cumpla con las condiciones que se piden no es sencillo.

¿Cuál sería el escenario si pasado este plazo no hay barco nuevo? Entonces será el puerto de Motril el que tendrá que actuar, aunque a priori confían en que no sea necesario llegar a esta situación y más pronto que tarde llegue ese buque que tanto motrileños como melillenses están esperando.

Hay que recordar que el cambio en el barco, del Volcán de Tinamar con capacidad para 1.500 personas y una velocidad máxima de 26 nudos, al Volcán de Tauce, con espacio para 347 personas y 18 nudos de velocidad de navegación, provocó una importante caída en el número de viajeros. A pesar de que el buque iba lleno casi todos los días en verano, la reducción de plazas hizo que la sangría no cesara en una época en la que la Operación Paso del Estrecho (OPE) hace que el tránsito se incremente de forma importante.

Desde el puerto de Motril nunca se resignaron a esta situación y se pusieron a trabajar para encontrar una solución. Después de analizar todos los puntos de la situación vieron que había un hilo al que poder agarrarse. El dictamen de Competencia fijaba que FRS tenía que operar en la terminal que el puerto tiene concedida en exclusiva a Armas, pero que para que Armas pudiera cederle a FRSeste uso necesitaba que la Autoridad Portuaria lo autorizara. Así las cosas, en Motril pusieron sus condiciones y la naviera aceptó. Ahora tendrán que encontrar ese barco antes del próximo 28 de marzo.