«Lorca ha vuelto a casa»

«Lorca ha vuelto a casa»
PEPE MARÍN

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y el ministro de Cultura y Deportes, José Guirao, han dado este miércoles la bienvenida protocolaria a los fondos del poeta en el Centro Lorca

Pablo Rodríguez
PABLO RODRÍGUEZGRANADA

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y el ministro de Cultura y Deportes, José Guirao, visitaron este miércoles el Centro Federico García Lorca con motivo de la llegada de las últimas piezas del archivo del poeta. A lo largo de dos horas, ambos conocieron las instalaciones que ahora custodian los fondos y pudieron contemplar, de primera mano, algunos de los más de 4.000 documentos y dibujos originales del autor de 'Yerma' que desde el pasado 29 de junio descansan en el museo.

Acompañados por el consejero de Cultura de la Junta, Miguel Ángel Vázquez, el presidente de la Diputación, José Entrena, el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, y la directora de la Residencia de Estudiantes, Alicia Gómez-Navarro, entre otras autoridades, la presidenta y el ministro vieron la caja fuerte en la que se custodiarán los más importantes manuscritos de Federico –entre ellos los de obras como 'El diván del Tamarit', 'Romancero Gitano', 'La casa de Bernarda Alba o 'Poeta en Nueva York'– así como los espacios en los que reposarán las más de mil cartas y postales que conforman el epistolario del poeta o la ingente biblioteca que hasta ahora ha conservado la Fundación Federico García Lorca.

Laura García Lorca, sobrina del poeta, guió a ambos representantes políticos por el edificio y mostró las piezas que conforman 'Una habitación propia', la muestra que recuerda el paso del poeta por la Residencia de Estudiantes y la primera que exhibe documentos, dibujos y objetos personales de Federico que forman parte del legado.

«Hoy venimos a celebrar que Lorca ha vuelto a casa», dijo la presidenta de la Junta de Andalucía en su primera visita oficial al Centro Lorca. Díaz agradeció el «compromiso» y la «responsabilidad» de los que han hecho posible el traslado de los fondos y aseguró que la llegada a Granada supone «un acto de justicia con Lorca, con su obra, con Granada, con Andalucía y con todos los andaluces».

«Granada es hoy más grande si cabe», afirmó la presidenta, que subrayó la importancia que la llegada del legado supone «para esta tierra y para los que aman la literatura y quienes aman a Lorca». «Él seguro que quiso siempre a Andalucía verde de esperanza, libertad y futuro; y a ese verde me comprometo como presidenta para hacer honor, justicia y reconocimiento de nuestro andaluz más universal», dijo Díaz.

Por su parte, el ministro de Cultura celebró la llegada a Granada de lo que definió como «el legado literario más importante que tenemos en España«. Guirao, que jugó un papel fundamental en las negociaciones para el traslado a la capital nazarí de los fondos, agradeció uno a uno a todos los protagonistas su capacidad de diálogo y puso la resolución de la venida de los fondos como ejemplo de «gestión cultural». «Hubo un momento muy problemático en el que todo el trabajo podía haber desaparecido y la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento y un Ministerio de otro partido político que entendieron el problema y se pusieron a solucionarlo; al final, entre todos, lo hemos conseguido», rememoró.

MÁS INFORMACIÓN

Guirao incidió en el importante papel de embajador que juega Federico aún hoy –«conocido desde Tombuctú a la Quinta Avenida de Nueva York»– y destacó que su presencia en Granada es «absolutamente definitiva». «Está aquí para siempre, para Granada, Andalucía, España y para el mundo», dijo el ministro.

Identidad y proyección

Histórico fue la palabra más repetida por muchos de los responsables políticos presentes en el acto. El presidente de la Diputación, José Entrena, fue uno de ellos y recordó que «la deuda que tenía esta ciudad y esta provincia con Lorca se queda en parte saldada con llegada de su legado al Centro que lleva su nombre». El responsable del ente provincial puso como ejemplo la labor que otras ciudades realizan con sus referentes identitarios y emplazó a Granada a hacer lo mismo con Federico. «Espero que nosotros seamos capaces también de hacerlo desarrollando el Universo Lorca», dijo aludiendo al plan turístico y cultural anunciado hace menos de una semana por las instituciones.

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, empleó también la palabra «historia» para calificar la jornada y confesó el enorme honor que le supone dar a los fondos del poeta la bienvenida a Granada, «la ciudad que siempre fue de Lorca y que, desde hace unas semanas, engrandece ese título con la presencia de su legado».

«El Año Lorca llega a su epicentro con el mejor de los programas posibles, protagonizado por la voz de Federico que llega a la ciudad a la que será su casa, un magnífico edifico, moderno, único y metáfora de una ciudad que se lanza desde el trampolín de su exquisito pasado y que pretende conquistar el futuro inquebrantable y orgulloso», dijo el regidor.

Cuenca, que insistió en la importancia de Federico en la construcción de la identidad granadina, citó a la ciudad como «patria del Universo Lorca» e invitó al resto de autoridades a «aprovechar la inmensa oportunidad que nos ofrece Federico» y «abrazar el futuro que a veces ha sido tan esquivo para Granada». «Abandonemos el quejío y lancémonos hacia la esperanza que supone ser el faro que Lorca enciende para el resto del mundo», afirmó.

Oportunidad

Por su parte, Laura García Lorca recordó el cuidado que sus abuelos, sus padres, sus tíos y sus primos tuvieron para reunir y custodiar las piezas tras el asesinato del poeta y agradeció una a una el esfuerzo de todas las personas implicadas en la llegada de los fondos a Granada. Tras mencionar a la presidenta de la Junta de Andalucía, al ministro de Cultura, al alcalde de Granada y a la directora de la Residencia de Estudiantes, la sobrina del escritor dedicó unas cariñosas palabras al abogado granadino Matías Cortés, al que agradeció su labor en estos últimos 15 años. «Es impensable que este acto se pudiera celebrar sin tu dedicación, tu saber e inteligencia, tu generosidad y amistad», le dijo.

Cortés, precisamente, pidió la palabra para dar las gracias «como granadino y como universitario» por la llegada de los fondos. En su intervención, el abogado aseguró que su participación es fruto del «respeto y el amor que en mi casa siempre me han enseñado por Federico» y de la deuda que tenía con su ciudad. «Soy muy granadino, demasiado granadino y amo esta ciudad, aunque no sabía donde me metía», reconoció.

En su opinión, la llegada de las piezas ha sido gracias fundamentalmente a la familia Lorca y pidió que no se pierda de vista el esfuerzo y la generosidad que para ellos ha supuesto el proceso. «Eran los titulares de este inmenso patrimonio y lo han conservado y engrandecido para que pueda ser útil para los estudiosos», dijo antes de recordar que se entrega para «hacerlo crecer». Cortés cerró pidiendo a las autoridades «que ayuden al pueblo granadino a utilizar este inmenso legado en esta maravilla de edificio».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos