Aprender a salvar una vida 'atrapado' en una 'escape room'

José Luis Gómez, en el aula donde desarrolla su 'sala de escapismo' / J. E. C.

Una investigación del profesor de la UGR José Luis Gómez demuestra que el uso de juegos como metodología docente mejora el aprendizaje y ayuda a los alumnos a trabajar mejor en el hospital

José E. Cabrero
JOSÉ E. CABREROGranada

La culpa fue de un 'meme' (ya saben, una de esas imágenes con texto que se viralizan por redes sociales) titulado 'Muerte por Power Point'. «Si esto ha llegado a 'meme' tenemos un problema», pensó José Luis Gómez Urquiza, investigador y profesor de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Granada. «Al poco de empezar a dar clases me di cuenta de que hacía exactamente lo mismo de lo que me quejaba. Y pensé que había resolverlo con algo divertido». Ese «algo divertido» empezó como una actividad simpática y terminó publicado en una de las revistas científicas más importantes de la rama de Enfermería, 'Nurse Education Today'. ¿La idea? Convertir la clase en una auténtica 'escape room'.

Una 'escape room' o, en español, 'sala de escapismo', es un tipo de juego en el que los participantes se enfrentan a numerosos retos para conseguir resolver un misterio y, claro, escapar de la sala. En este caso, la sala es un hospital y los participantes, estudiantes de Enfermería. «Empecé mi carrera como investigador con cosas relacionadas con mi rama, como el 'síndrome del quemado', de lo que trataba mi tesis», explica Gómez. «Pero -continúa- una vez que estaba dentro de la UGR, me di cuenta de que en clase también haces una práctica clínica. Las clases que damos a los alumnos tienen margen de mejora, igual que el tratamiento de una cura puede ir mejorando con la investigación».

«Las clases que damos a los alumnos tienen margen de mejora, igual que el tratamiento de una cura puede ir mejorando con la investigación»

José Luis se preguntó qué harían otros profesionales para mejorar su docencia y se encontró con algunas publicaciones científicas que versaban sobre el uso de juegos en el aula. «Como me encantan los juegos de mesa y las 'escape rooms', pensé que podría llevarlo al aula. Y lo hice. Y fue un éxito». De aquella primera actividad, el profesor recopiló todo tipo de datos basados en la experiencia y la respuesta de los alumnos. Datos que le sirvieron para escribir un artículo pionero -nadie había escrito nada parecido- que, más tarde, se publicaría en la 'Nurse Education Today', una de las revistas más relevantes en el 'ránking JCR' (una de las principales escalas para medir la calidad de las publicaciones científicas) de la rama.

Te interesa

Los resultados de la investigación fueron muy positivos. Descubrió que ayudaba a los alumnos a preparar el examen, les motivaba a estudiar y a trabajar en equipo, «que es algo que se evalúa en las guías docentes, pero que en un examen típico no puedes valorar», entre otras bondades. «La primera vez que lo hice fue en 2016. Desde entonces, lo continúo haciendo porque me parece una actividad excepcional para evaluar seminarios y clases teórico-prácticas».

Ejemplos del juego

«Una de las cajas que tienen que descifrar los alumnos la escondo debajo de un muñeco que lleva un cartel en el que se lee que hasta que no le realicen una extracción de sangre no se va a levantar de la cama. Yo estoy vigilando que siguen los pasos correctos: los guantes, se lavan las manos, colocan el compresor, la aguja en su sitio... Veo si saben las técnicas y cómo se comunican entre ellos, algo que es clave en el trabajo real».

«Hay gente que en un examen es muy mala. Pero cuando llega aquí te revienta la sala en dos minutos, porque tiene otro tipo de razonamiento»

Aquí se trata de aplicar conocimientos y de mostrar una actitud despierta. Y eso muestra 'cosas' que no se ven en un examen tradicional: «Hay gente que en un examen es muy mala. Pero cuando llega aquí te revienta la sala en dos minutos, porque tiene otro tipo de razonamiento». Esto es eso que se dice a menudo, que no por ser un buen estudiante, serás un buen trabajador. «Recuerdo una alumna -relata- que llevaba un camino aparentemente regular. Y el juego se le dio excepcionalmente bien. Cuando fue a las prácticas al hospital, su tutor me escribió para decirme que era una alumna brillante. No es lo mismo demostrar conocimientos que ponerlos en práctica».

Otro caso: Los alumnos se encuentran con un electrocardiograma y tienen que identificar cuál de ellos tienen un infarto, cuál una fibrilación ventricular y cuál un flutter auricular. Cada uno va asociado a unos números que les permiten abrir un candado. «Si no sabes identificarlos, vas a tardar mucho...» También pueden toparse con una caja que sólo se puede tocar en condiciones estériles. «Hasta que no consiguen los guantes, la bata, el gorro... y se los colocan con la técnica estéril que vemos en clase, no pueden abrirla».

Los que salen más rápido de la sala del profesor Gómez tienen premio en el examen final de la asignatura. «El examen, tipo test, tiene 100 preguntas. A los primeros les regalo 4; a los segundos, 3; y a los terceros, 2. Es la única manera de mantener una competitividad sana y recompensarlo. Piensa que si damos 10 o 12 técnicas durante el curso, 6 o 7 van incluidas en la prueba».

El éxito de su investigación ha generado un interés creciente. Profesores de Primaria, de FP, de Ciencias Económicas, de otras Facultades de Enfermería (Huelva o Jaén)... La última, una investigadora de la Universidad de Miami que está interesada en conocer el proyecto para aplicarlo. «También he montado 'escape rooms' para profesionales. Hice uno, por ejemplo, en el Congreso de la Sociedad Española de Urgencias y Emergencias (SEMES), que fue un éxito». Aunque Gómez termina con una advertencia importante: «No se trata de estar todo el rato haciendo juegos. El estudiante se quema. No todo pueden ser clases magistrales ni todo pueden ser juegos. Hay que mezclar metodologías e implantar los juegos con un objetivo y un momento concreto».

El 'escape room', paso a paso

1.- Los alumnos reciben, dos semanas antes, el argumento. La última sala estaba inspirada en la serie 'La casa de papel'. El malo, como en todos los juegos, era el profesor Gómez. «Les contaba que estaba encerrado en el aula, imprimiendo títulos de Enfermería para venderlos y hacerme rico. Pero que, si superaban una prueba, me entregaría libremente».

2.- Tres días antes, Gómez manda a los alumnos un tráiler (aquí puedes ver uno), usando la música de la serie con imágenes tomadas en la Facultad. «Y, de paso, les anuncio los premios que pueden ganar, para que tengan una motivación extra».

3.- Los cito en grupos de 5 personas, a lo largo de la semana. Una vez en la sala, un aula de prácticas de la Facultad, les explica que tienen 30 minutos para resolver la sala y que tienen derecho a dos pistas a los 10 y a los 20 minutos. «Les incido en que es importante que se comuniquen y que hayan estudiado».

Y hora, el 'Bandersnatch' de Enfermería

Los juegos no paran. El siguiente proyecto de José Luis Gómez Urquiza está a punto de salir del horno: un 'Elige tu propia aventura' en versión sanitaria. La inspiración viene de una de las series de televisión que más ha triunfado en los últimos tiempos, 'Black Mirror'. En concreto, de un capítulo titulado 'Bandersnatch', en el que el espectador puede tomar decisiones vitales sobre el futuro de los protagonistas. «Es una prueba de evaluación en la que el alumno podrá tomar varios caminos. En el día a día del hospital tomas muchas decisiones y, en función de lo que decidan, surgirán unas preguntas u otras».

«Hay un final en el que el paciente puede morir. Tenía que estar ahí»

Los caminos que surgen llevan a finales buenos y... malos. «Hay un final en el que el paciente puede morir. Tenía que estar ahí. Pero lo que yo voy a evaluar es cómo responden a las preguntas, no si el paciente termina muriendo». Por ejemplo: un paciente llega con un infarto, ¿qué haces? 'Hacerle un electro' o 'Analítica de encimas cardiacas'. «En función de la decisión, varía la ruta».

El juego está desarrollado con el programa Microsoft OneNote. «Lo cuelgo online, los alumnos lo descargarán y lo haremos juntos en clase».

Sobre José Luis Gómez Urquiza

José Luis Gómez Urquiza, de 29 años, es profesor del Departamento de Enfermería de la Universidad de Granada desde el año 2014. Llegó a Granada después de pasar tres años en la sede de Ceuta. Imparte las clases de 'Enfermería de Adulto 1', 'Envejecimiento' y coordinador de prácticas en hospital.