PP y Cs pactan hacer a Moreno presidente y Vox exige que se oigan sus «demandas»

Juanma Moreno y Juan Marín, en el centro, con representantes del PP y Cs, entre ellos los secretarios generales, Teodoro García Egea y José Manuel Villegas./JULIO MUÑOZ/EFE
Juanma Moreno y Juan Marín, en el centro, con representantes del PP y Cs, entre ellos los secretarios generales, Teodoro García Egea y José Manuel Villegas. / JULIO MUÑOZ/EFE

La sesión de investidura que confirmaría el vuelco político se anuncia para el 16 de enero. Adelante no entra en el acuerdo y deja aún abierta la composición de la Mesa, que presidirá Ciudadanos

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

El Parlamento de la undécima legislatura de la autonomía andaluza se constituye esta mañana en Sevilla haciendo historia y con un cambio de ciclo en la autonomía andaluza, donde el PSOE, partido que ha gobernado 36 años y medio, pasará previsiblemente a la oposición. Por primera vez desde 1982, la mayoría absoluta de sus 109 diputados son representantes de la derecha, en concreto del PP (26 escaños), Cs (21) y Vox (12). Los tres partidos culminaron ayer una alianza a dos bandas (PP y Cs en por un lado, y PP, Cs y Vox, por otro) para repartirse el Gobierno y el control del Parlamento, respectivamente. Merced a este acuerdo, PP y Cs formarán una coalición de gobierno de iguales y el malagueño Juan Manuel Moreno Bonilla, conocido en política como Juanma Moreno, se convertirá en enero en el sexto presidente de Andalucía y sucesor de Susana Díaz. Cs ostentará la Presidencia de la Cámara y Vox, partido que se estrena en un parlamento español, tendrá voto y voz en la Mesa.

Más información

Para el cambio efectivo en la Junta aún faltan tres semanas, hasta la investidura fijada para el 16 de enero. Hoy lo que toca es la constitución del Parlamento y todavía se sentarán en las bancadas del Gobierno en funciones Susana Díaz y los consejeros que son, como ella, diputados electos.

Adelante Andalucía rechazó la propuesta de Cs de entrar en el acuerdo de la Mesa y podría quedar fuera

Si Díaz persiste en mantenerse como candidata a la investidura por ser el PSOE el partido con más escaños (33), la decisión de quién pasará a la votación será de quien ostente la Presidencia del Parlamento. De ahí la importancia de la composición de la Mesa, con siete miembros, la presidencia, tres vicepresidencias y tres secretarías.

Estrategia de Cs

La estrategia diseñada entre PP y Ciudadanos con Vox para controlar el órgano de gobierno de la Cámara hace pensar que Susana Díaz no tendrá oportunidad. La escenificación del acuerdo tuvo dos fases ayer en una larga jornada de reuniones de los cinco grupos políticos unos con otros. Antes de todo, los líderes del PP y Cs, Juanma Moreno y Juan Marín, anunciaron, tras la reunión de la comisión política -que ratificaba el documento programático de 90 medidas-, un acuerdo que incluía la Presidencia del Gobierno para el PP y la del Parlamento para Cs.

«La Presidencia no será un obstáculo para que haya un gobierno de cambio en Andalucía. El PSOE se irá a la oposición», manifestó Marín, admitiendo por primera vez que el sucesor de Susana Díaz será Moreno. Este lo confirmó minutos después: «Si todo marcha tal y como hemos previsto y todos cumplimos nuestro acuerdo, es más que previsible que yo sea el próximo presidente de la Junta de Andalucía».

La diputada socialista por Málaga Marisa Bustinduy presidirá el Parlamento en el proceso de constitución

Ambos suman 47 escaños, por lo que necesitan los apoyos de Vox. Una reunión entre los secretarios generales del PP, Teodoro García Egea, y de Vox, Javier Ortega Smith, allanaron un acuerdo ya negociado por Elías Bendodo con representantes del partido de Santiago Abascal para el Parlamento. También Juan Marín reconoció conversaciones con el dirigente andaluz de Vox, Francisco Serrano.

En esta primera fase, Cs también quiso añadir a Adelante Andalucía al acuerdo. El PSOE mostró desde muy temprano su rechazo a negociar con PP y Cs si pactaban con Vox e informó que se votaría así mismo, lo que le asegura dos puestos en la Mesa. No ocurre así con la confluencia de Podemos e Izquierda Unida, que podría quedarse fuera del órgano de gobierno de la Cámara.

Cs ofreció a Adelante Andalucía (17 escaños) un puesto. De esta forma Cs intenta restar foco al hecho de que el cambio andaluz que propugna tenga por necesidad que contar con la formación ultraconservadora. Para ello Ciudadanos quería ceder a Adelante una de las tres vicepresidencias. Marín subrayó que con esta fórmula la Mesa será plural y todos los grupos tendrán representación como establece el reglamento. De este modo, Cs se quedaría con la Presidencia del Parlamento, las tres vicepresidencias serían para PSOE, PP y Adelante Andalucía y las tres secretarías estarían ocupadas por PSOE, PP y Vox.

Adelante Andalucía (Podemos-IU), que no renuncia a su derecho a estar representada en la Mesa, rechazó la propuesta de Ciudadanos a última hora de la tarde. «Nos vamos a votar a nosotros mismos porque no queremos ningún acuerdo con vosotros», relató Marín a Europa Press que le dijo Antonio Maíllo, coordinador de IU Andalucía.

La candidata de Adelante y coordinadora andaluza de Podemos, Teresa Rodríguez, fue más rotunda al informar en un comunicado al filo de las 22.00 horas que Adelante «estará frente a la derecha y la extrema derecha» en las votaciones a la Mesa del Parlamento y que no pactará con nadie. «Nuestra coherencia está por encima de cualquier otra consideración, y le exige a Ciudadanos que no pretenda limpiarse su vergüenza de pacto con la extrema derecha a costa de Adelante Andalucía».

Como consecuencia de esta negativa, Cs también comunicó que retiraba su propuesta consensuada con el PP de que todos los grupos estuvieran representados en la Mesa. «El escenario cambia por completo», dijo anunciando que la formación naranja iba a volver a entablar contactos con PP-A y Vox. De hecho, en la tarde noche Juan Marín estuvo hablando con el dirigente de Vox Francisco Serrano en el Parlamento. Los doce diputados de Vox esperaron, con la presencia del secretario general, Javier Ortega, en una sala las indicaciones a seguir en las votaciones de esta mañana. Al filo de las 23.15, el dirigente de Vox, Santiago Abascal, informaba en un tuit de la red social del acuerdo definitivo por el que sus diputados votarían a la candidata de Cs a la Mesa del Parlamento, puesto para el que se baraja a Marta Bosquet. Antes Abascal había dado una de cal, al amenazar con no respaldar la investidura de Moreno hasta que no se escuchen sus propuestas.

Por lo pronto hoy se constituye el nuevo Parlamento andaluz con otra diputada por Málaga, la socialista Marisa Bustinduy, como presidenta al ser la de mayor edad.