Avisar de un radar puede salirte muy caro

Existe toda una red de informadores, cuya legalidad se cuestionan muchos usuarios, sobre todo después de una detención que se ha producido en España por enviar avisos

IDEAL.ES

¿Pueden multarte por avisar de los radares y controles de tráfico? Esta pregunta surge a raíz de la existencia de grupos de WhatsApp destinados a informar a sus usuarios de los controles y radares. Todo empezó hace cuatro años, cuando unos estudiantes sevillanos decidieron hacer un grupo en la aplicación para avisarse los unos a los otros de la presencia de controles en las carreteras, durante el regreso a casa, tras una noche de fiesta.

Meses después, esta práctica se extendió como la pólvora y los jóvenes ya gestionaban en diciembre 89 grupos de WhatsApp, con unos 4.000 contactos, e incluso estuvieron a punto de crear una aplicación. “En esos grupos sólo se entraba por invitación. Alguien que ya estaba dentro nos tenía que pasar el teléfono y sólo se publicaban controles, radares móviles y algunas veces si se habían visto coches de secretas por algún lado, eso sí, siempre sin dar datos personales de policías”, explica uno de los promotores de la iniciativa.

Pero este no es el único caso. A lo largo y ancho de todo el país se difunde la existencia de radares y controles en las redes sociales, tal y como podemos comprobar en los perfiles de Twitter @EvitemosRadares o @todoradares_com. También existen aplicaciones cuya función es alertar a sus usuarios, tales como Waze, Socialdrive, Avisador de Radares o Radardroid.

En definitiva, existe toda una red de informadores sobre la posición de los radares y controles, cuya legalidad se cuestionan muchos usuarios, sobre todo después de una detención que se ha producido en España por enviar avisos a través de las redes. No obstante, según informa HojaDeRouter.com, las autoridades niegan que estas prácticas sean motivo de multa.

En el citado medio, expertos explican que esa persona fue detenida por difundir información con los lugares en los que se iban a instalar radares de la Guardia Civil de Tráfico. Se trata de información confidencial que el detenido sacó a la luz, por el contrario, las personas que envían información sobre un control o radar que ya se han encontrado, no están cometiendo delito alguno.

Uno de los iniciadores de estos famosos grupos de WhatsApp afirma que, en su momento, se informaron mediante las autoridades y todas coincidieron en que estaba permitido avisar de los controles pero que, en ningún caso, se podían hacer públicos datos personales de los agentes, como fotos, nombres o cualquier otro tipo de identificación

Fotos

Vídeos