Las cabañuelas pronostican poca lluvia para la Semana Santa de 2018

Las cabañuelas pronostican poca lluvia para la Semana Santa de 2018

La próxima Semana Santa se desarrollará entre el 25 de marzo y el 1 de abri

FERNANDO ARGÜELLESGRANADA

Acaba agosto y con él se despide el estudio de la naturaleza y el cielo para predecir la meteorología del próximo año, las populares cabañuelas. En Jaén, Alfonso Cuenca ha realizado este estudio del tiempo para 2017 - 2018 y ya ha publicado sus resultados y conclusiones.

Las cabañuelas para la temporada 2017 – 2018, según Alfonso Cuenca, indican que la sequía dejaría de ser protagonista ya que se prevén bastantes lluvias, aunque los días de Semana Santa no se predicen precipitaciones, algo que sin lugar a dudas tranquilizaría a los cofrades. Según muestra el estudio, el modelo señala poca lluvia o ninguna desde el Viernes de Dolores hasta el Domingo de Resurrección.

Alfonso Cuenca, del Centro de Interpretación de las Cabañuelas, situado en la localidad jienense de Quesada indica que “después de tanto sacrificio hemos podido sacar las cabañuelas de la temporada 2017-2018, este año también viene con muchas sorpresas que ya iremos viendo según vaya pasando el año”.

De momento este es un resumen de lo que nos espera el año que va a entrar, año hidrológico. Para septiembre, primera semana con nubosidad variable y altas temperaturas (que no bajarán hasta final de mes), y solo en la tercera semana habría lluvia y tormentas. El octubre abunda la nubosidad y las lluvias, desde el día 7 y hasta el final de mes (recordamos que Motril celebra el día 21 de octubre una magna procesión). Noviembre también será más lluvioso de lo habitual, con temperaturas entre los 10 y 15 grados. Diciembre empezará con sol pero a partir del día 7 vuelven las lluvias, que se mantendrían la totalidad de enero y parte de febro. Ya en marzo comenzaría a mejorar, la semana anterior a Semana Santa habría tormentas y Semana Santa desaparecen las lluvias y temperaturas de entre 20 y 25 grados. La primera semana de abril llegaría con buen tiempo, que iría complicándose según pasaran los días. En mayo se alternaría días de sol y lluvia, con posibilidad de tormentas en la semana del Corpus, y el calor no llegaría hasta primeros de junio

La próxima Semana Santa se desarrollará entre el 25 de marzo y el 1 de abril, que será Domingo de Resurrección. El pasado año no acertaron las cabañuelas, ya que indicaban que habría lluvias moderadas y fue Semana Santa de buen tiempo, sol e, incluso, calor en algunas jornadas. En 2016, acertaron a medias, ya que el modelo indicaba lluvias moderadas entre el Viernes de Dolores y el Miércoles Santo, y una segunda mitad con nubosidad tormentosa y lluvias débiles. En 2015 tampoco acertaron. Los modelos presentaban una primera mitad con nubosidad abundante y tormentosa con lluvias moderadas y una segunda con sol y temperaturas medias-altas, cuando finalmente hubo pleno de cofradías en la calle. Tampoco lo hicieron en 2014 al pronosticar lluvias leves y aisladas.

Se trata de un método para predecir el tiempo que hará con un periodo de larga duración por delante. Usado en España y América, se basa en el sol, el viento, la luna, las estrellas, el arco iris, el granizo, la formas de las nubes, la mañana, incluso en los animales.

Este estudio se hace con los veinticuatro primeros días del mes de agosto, siendo los doce primeros días (del 1 al 12), los equivalentes a los doce meses del año. Es decir, el 1 de agosto, por ejemplo, pronostica el mes de septiembre, y así consecutivamente. Los otros doce días ocurre lo contrario. Del 13 al 24 de agosto, se realiza en orden descendente, es decir, la predicción del día 13 es el la del mes de agosto del año siguiente, seguido del día 14, que es julio y así hasta el día 24.

Fotos

Vídeos