Ideal

'El Bigotes' reconoce su firma en un regalo para Ana Mato

Álvaro Pérez Alonso 'El Bigotes'.
Álvaro Pérez Alonso 'El Bigotes'. / Efe
  • Álvaro Pérez se define como el "creativo" de las empresas de Correa porque "de contabilidad" es un "desastre"

  • "Señor presidente, mi vehemencia me lleva al deastre. Áteme en corto porque soy defensor del taco como Cela", afirma con sorna

Álvaro Pérez, 'El Bigotes', el hombre del grupo Correa en la Comunidad Valenciana, se presentó ante el tribunal que juzga la primera época del 'caso Gürtel' como un "creativo" que se dejaba "la piel currando día y noche" para cambiar la imagen "rancia" del Partido Popular por otra "fresca y dinámica". Un trabajador "diez", hecho así mismo, sin formación académica, que no llevaba la contabilidad de las empresas de la red porque era "un desastre" y no se fiaban de él.

'El Bigotes', sobrino político del actor y humorista Andrés Pajares, que pasó por la radio, la tele y el teatro antes de desembarcar en el grupo Correa, ha admitido como propia una firma de una factura de un regalo para Ana Mato, la exministra de Sanidad, responsable civil a título lucrativo en este procedimiento. Se trata de un bolso de 180 euros -"barato", ha dicho el acusado-. Una deferencia de sus "jefes", quienes le autorizaban a hacer regalos a los clientes que pagaba con su dinero y luego se lo reintegraban.

El acusado, a quien la Fiscalía solicita cinco años y dos meses de prisión en esta causa (está a la espera de la sentencia de otro juicio en Valencia por los contratos en la feria Fitur, por lo que se enfrenta a 11 años y medio de prisión), ha incidido en que no hizo pagos directos a políticos, "nada de nada, jamás", y ha añadido que no hablaba "con nadie" del PP para los contratos, una función del "señor Correa".

"No estaba para fiestas"

Las conocidas excentricidades de Álvaro Pérez, ahora con barba poblada, también salieron a relucir en el juicio. Ha dicho que él estaba "para mítines del Partido Popular, no para fiestas de cumpleaños", en referencia a los regalos a la familia Sepúlveda-Mato. "¿Ha recibido gratificaciones del PP", le preguntó su abogado José Javier Vasallo en otro momento. "Yo del PP...¡solo disgustos! Me he dejado mi vida trabajando de día y de noche para el PP. He trabajado como un condenado. Era muy bueno".

Ha explicado cómo gracias a él le dieron un aire "fresco"a los mítines de José María Aznar a finales de los noventa y principios del año 2000. "Bajamos el escenario, había que acercarlo al público. Cambiamos la luz para suavizar su gesto agresivo, los colores, la estructura...".

'El Bigotes' también ha relatado la "traumática" experiencia en los calabazos tras ser detenido el 6 de febrero de 2009. "Me hice pis encima. Estuve tres días con los pantalos meados. Pasé miedo. Estaba con otros 43 detenidos", dijo. Y ha aclarado al tribunal sus excesos. "Señor presidente, mi vehemencia me lleva al desastre. Si ve que se me escapa me ata en corto, porque soy defensor de los tacos como Camilo José Cela". Las dos interrupciones que hizo 'El Bigotes' en su declaración, detalló, fueron por sus problemas "con la próstata".