Ideal

La madre de Diana Quer desvela ahora que «volvió a casa»

  • Los registros telefónicos del dispositivo determinan que es imposible realizar un recorrido como el que hizo a pie | La madre corrobora que el pantalón rosa con el que su hija salió a la calle en un principio se encontraba en la casa

Todo hace indicar que, durante la noche de su desaparición, Diana Quer se desplazó en coche por el municipio de A Pobra do Caramuñal. Así lo indica ‘ABC’ atendiendo al testimonio de fuentes próximas a la investigación, que habla de la complejidad para hacer a pie el recorrido que inició el terminal antes de apagarse. Encendido estuvo hasta poco antes de las 4 de la madrugada. Además, a pesar de que fuentes extraoficiales descartaban la hipótesis del regreso a casa de la joven, ésta ha vuelto a resurgir con más fuerza. Así lo confirmó su madre tras corroborar que el pantalón rosa con el que salió por la noche en un principio se encontraba en el domicilio.

Retiran a la madre de Diana Quer la custodia de su hija menor

Los vecinos confirman discusiones públicas entre la madre de Diana y sus hijas

Casi 100 personas se presentan como voluntarias para buscar a Diana Quer

También refuerza esta vía el registro telefónico situado en las proximidades de su domicilio y de otra zona de los alrededores. La investigación recoge que la joven regresó a casa a pie para salir de nuevo. Las cámaras de vigilancia y algunos testigos confirman haberla visto de camino al domicilio.

Otros incluso añaden que la joven de 18 años portaba un mono negro, vestimenta totalmente distinta al pantalón rosa, camiseta blanca y zapatillas negras que se apuntó en un principio. Sin embargo, el hecho de haber dejado en casa el DNI, ropa o dinero, hacen perder peso la idea de la desaparición voluntaria.

Reforzada queda tal teoría tras la declaración de la madre, Diana López Pinel. “Ahora puedo corroborar que Diana volvió a casa y se cambió de ropa”, admitió a ‘Espejo Público’ tras desvelarse que ese pantalón rosa con el que la joven salió a la calle en un primer momento, se encontraba en el interior de la vivienda, algo que ella misma descartó “totalmente”.

Los últimos WhatsApp y una fuerte discusión días atrás

La joven madrileña, que cumple 17 días en paradero desconocido, contactó con un amigo a través de su terminal vía WhatsApp para explicarle que tenía cierto miedo ya que alguien le estaba siguiendo por la calle. “Me estoy acojonando. Un gitano me estaba llamando. Me ha dicho: morena, ven aquí”, mandó en torno a las 2.30 de la madrugada. Cuando él respondió al mensaje no encontró respuesta.

Otro de los puntos fuertes de la investigación que podría argumentar una hipotética desaparición voluntaria es la discusión mantenida por Diana y su hermana menor, Valeria. Se vivió en una cafetería del centro del municipio. Se enzarzaron en una discusión que derivó en la visita de Valeria al centro de salud por una crisis de ansiedad. Otros testigos aseguran que Diana llegó a amenazar con marcharse de casa.