«Mi matrícula es de 757 euros y sólo tengo que pagar 6,82»

«Mi matrícula es de 757 euros y sólo tengo que pagar 6,82»

Los alumnos de la UGR reciben en sus cartas de pago los descuentos aprobados por la Junta, que les permiten cursar el año académico 'casi gratis'

ANDREA G. PARRAGRANADA

Total a pagar: 6,82 euros. Eso es lo que le costará la matrícula de cuarto de Comunicación Audiovisual en la Universidad de Granada (UGR) a Marta Lario. Esta alumna se llevó una buena alegría este miércoles al imprimir su carta de pago. La matrícula le costaría 757,20 euros, pero al aplicar la medida de bonificación puesta en marcha por la Junta de Andalucía este curso se reduce a ingresar solo los gastos de gestión. Debe embolsar 1,12 euros por el seguro y 5,70 por precios administrativos. El resto lo pagará la administración autonómica, que será quien se lo ingrese a la institución universitaria granadina.

Marta Lario se ha matriculado de 60 créditos, diez asignaturas, para el curso 2017-2018, e irá a clases en el campus de Cartuja. Tiene aprobadas todas las materias de tercero. Esta joven granadina está muy contenta. Antes, había pagado, con algunos descuentos por las matrículas de honor que sacó. En primero, como fue premio extraordinario de Andalucía, estuvo exenta. Nunca ha sido becaria. Este miércoles estaba feliz porque se ahorrará un buen montante económico.

A juicio de esta joven granadina se da un paso importante hacia la gratuidad de los estudios universitarios. «En tercero he estado haciendo el Erasmus en Finlandia y allí es gratis y está muy bien», subraya. A su entender, este cambio en la UGR es un «muy positivo». Marta Lario destaca que es una forma de motivar a los alumnos porque «vemos que si se trabaja y se estudia se tiene una recompensa».

«Es un paso muy positivo a la gratuidad de la educación en la Universidad»

Álex Sánchez va a hacer tercero del doble grado en Ciencias Políticas y Derecho. Ayer tuvo algún desajuste en su carta de pago, pero espera solventarlo hoy. Calcula que deberá pagar 6,82 euros. En el caso de no tener la bonificación, hubieran sido 675 euros. Conoce bien lo que es hacer hasta el último ajuste para poder pagarse la carrera. Hizo Historia en la universidad granadina y después el máster de profesorado y siempre tuvo beca del Ministerio de Educación. Al matricularse en la segunda carrera «no tenía derecho a beca». En primero tuvo que recurrir al pago fraccionado en ocho plazos para poder hacer frente a los casi mil euros de matrícula.

Sánchez valora muy bien la normativa. Este curso, este joven alumno respirará algo más tranquilo y podrá comprarse más material académico. «El curso pasado no me podía comprar todos los libros ni material de golpe», recuerda. Hizo segundo y pagó de matrícula algo más de 500 euros, en esa ocasión en dos plazos.

Los universitarios beneficiarios de estas deducciones, y por extensión sus familias, no tendrán este año 'cuesta' de septiembre. No deberán fraccionar los pagos y en los próximos días abonarán su matrícula íntegra, que costará menos de siete euros a muchos de esos universitarios.

El decreto de precios públicos para el curso 2017-2018 en las universidades andaluzas incorpora como principal novedad la bonificación del 99% de los créditos aprobados en primera matrícula. Según esa normativa, se descuenta según el número de créditos aprobados. Así, cada uno dependiendo del número de créditos aprobados y de las asignaturas matriculadas puede tener cantidades diferentes en sus matrículas.

La bonificación del 99% se aplica en grados y másteres a alumnos de las universidades públicas de Andalucía, sean o no andaluces y procedan de donde procedan, que no cumplan los requisitos para obtener la beca del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Esto deben acreditarlo firmando una declaración responsable.

El universitario que tiene opción de beca del Gobierno central no duda en su solicitud. En ese caso se paga la matrícula y se puede acceder a cuantías por diferentes conceptos. Para poder conseguir una ayuda del Ejecutivo central es necesario cumplir una serie de parámetros académicos (aprobados, nota...) y también económicos. En las bonificaciones marcadas por el Gobierno autonómico se tienen en cuenta criterios académicos, lo fundamental es haber aprobado.

La Administración autonómica ha subrayado, en reiteradas ocasiones, que «la bonificación, que se aplica por primera vez en España, tiene como objetivos acercar el sistema andaluz de educación universitaria a países referentes en Europa que tienen matrículas gratuitas o simbólicas, como Francia y Alemania, y avanzar en la igualación de la formación superior con el resto de servicios públicos básicos (la salud o la educación preuniversitaria entre ellos)».

En la Universidad de Granada este medida supondrán unos ocho millones de euros. Ese dinero lo deberá abonar la Junta de Andalucía.

Fotos

Vídeos