Ideal

El conductor oficial pudo ser víctima de un secuestro

vídeo

El camión, después de la tragedia. / EFE

  • Las autoridades alemanas apuntan que el transportista habría sufrido un disparo cuando viajaba en el camión, perteneciente a una empresa polaca que llevaba vigas de acero a Berlín

El conductor polaco del camión que el lunes irrumpió en un mercadillo de Navidad berlinés es una de las doce víctimas mortales del ataque terrorista y murió probablemente de un disparo, según ha informado el responsable interior del estado federado de Brandeburgo, Karl-Heinz Schröter.

Según medios polacos, el camión que se empleó en el ataque pertenece a una empresa polaca y fue robado el mismo lunes por la tarde, cuando se encontraba estacionado frente a una empresa de Berlín donde debía descargar unas vigas de acero que traía desde Italia. La televisión polaca TVN 24 agregó que el conductor del vehículo pesado es primo del dueño de la empresa y que dejó de responder a su teléfono a partir de las 16.00 hora local.

Según datos del GPS del camión en manos de la empresa de transportes polaca, el vehículo trató de ponerse en marcha a esa misma hora, que es cuando se cree que fue sustraído. Cuatro horas más tarde el camión irrumpió en una zona peatonal de una de las áreas comerciales más populares de la capital y arrolló a decenas de personas. El camión recorrió más de cincuenta metros del tradicional mercadillo y destrozó a su paso puestos de adornos navideños y casetas de comida, mientras arrollaba a numerosos visitantes.

En declaraciones a TVN 24, Ariel Zurawski, propietario de una empresa de transportes polaca, identificó el vehículo como de su propiedad y explicó que lo conducía su primo. Zurawski, «conmocionado», se mostró convencido de que su primo no pudo cometer ningún atentado y aseguró que pondría la mano en el fuego por él, un conductor experimentado con años en la profesión. Asimismo, detalló que el destino del vehículo era Berlín, donde debido a un retraso no iba a poder descargar hasta el martes.